Colombia: ¿Llegará la paz con el diálogo?

 

Colombia no ha vuelto a la normalidad pero la decisión del presidente Iván Duque de adelantar el proceso de diálogo con distintos sectores sociales logra atenuar un poco la sonoridad de las protestas callejeras.

El mandatario arrancó el domingo pasado lo que denominó como «diálogo social», como respuesta ante las sorpresivas protestas callejeras que estallaron el pasado 21 de noviembre  y expresaron su repudio al actual gobierno del país sudamericano.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Presidencia de Colombia, Duque incluyó en la reunión a los 24 futuros alcaldes departamentales, comenzando por los de Bogotá, Cali y Medellín, escenarios de manifestaciones multitudinarias.

«Iniciamos con alcaldes electos del país la gran conversación nacional (…) donde evaluamos la coyuntura y necesidades urgentes de municipios y ciudades, y los planes que tienen, en los que el gobierno los apoya por el bienestar de todos», informó por su parte Duque en su cuenta de Twitter, señalan reportes de AFP.

¿Gobierno que escucha?

Durante el encuentro, el presidente Duque habló de «los avances y retos de su gobierno» pero se dio tiempo para escuchar las inquietudes de los funcionarios electos en temas de educación, salud, medio ambiente, paz o infraestructura, según el comunicado oficial.

Colombia tuvo hace algunas semanas elecciones locales que no habían revelado el grado de malestar social que cunde sobre todo entre sus jóvenes. Y que no dio indicios de la agitación que se presentó a partir del jueves pasado.

Un día después, el jefe de Estado anunció sus intenciones de convocar a una «conversación nacional para fortalecer la agenda vigente de política social» y dio a entender que arrancaría ante de fin de mes, pero el tamaño creciente de las manifestaciones, lo obligó a concretarlo el domingo.

Duque tiene previsto reunirse con la Comisión Nacional de Concertación Laboral, que agrupa a representantes del gobierno, patrones y empleados, y a lo largo de la semana con otros «sectores sociales».

Peligrosas ausencias

Un elemento preocupante para distintos analistas es que la convocatoria de diálogo no incluyó inicialmente a los líderes de las líderes de protestas.

Además, no queda claro cómo los contactos con funcionarios a los que les falta más de un mes para asumir su cargo ayudar.an a resolver el malestar social contra políticas que son de alcance nacional y no local en Colombia.

Por si fuera poco, el presidente Duque no ha informado cuándo se reunirá con los sindicatos y movimientos sociales que convocaron a las numerosas marchas, por lo que ha sido ampliamente criticado.

Para tomar en cuenta

Las protestas en Colombia iniciaron sorpresivamente el pasado jueves cuando los colombianos tomaron calles y plazas de las ciudades más grandes para rechazar un proyecto de reforma laboral y del sistema de pensiones.

Hasta el momento han muerto tres personas y decenas han quedado heridas, entre ellas Dilan Cruz, un joven de 18 años quien fue herido gravemente en la cabeza por una bomba aturdidora que disparó la policía en el centro de Bogotá.

El difícil panorama se complicó más por un sangriento atentando llevado a cabo por facciones disidentes de las FARC, pero ha quedado claro que no tiene ninguna relación con las protestas.

Por Pedro C. Baca

Con Info y Fotos AFP

Artículos Relacionados