domingo , noviembre 17 2019

Te puede interesar

#ÚltimaHora Falleció Jorge Vergara

Cada vez menos catalanes buscan su independencia, revela encuesta

La Asociación Mundial de Ligas de Futbol crea un comité contra el racismo

Pese a ventaja de Evo Morales en elecciones, todo se encamina a 2a vuelta histórica

Evo Morales encabeza las elecciones presidenciales de este domingo en Bolivia con el 45,28% de los votos, seguido por el exgobernante opositor Carlos Mesa, con el 38,16%, lo que vislumbra una segunda vuelta por primera vez en la historia del país.

Bolivia’s President and presidential candidate Evo Morales (L) casts his vote during presidential elections in Villa 14 de Septiembre, Chapare, Cochabamba department, Bolivia on October 20, 2019. – Polls opened in Bolivia Sunday with Evo Morales vying for a controversial fourth term as the country’s first indigenous president amid allegations of corruption and authoritarianism. (Photo by AIZAR RALDES / AFP)

Con casi el 84% de actas escrutadas, la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque, ofreció el primer informe de la institución cerca de las 20H00 locales (00H00 GMT del lunes). En tercera posición figura de manera sorpresiva el pastor evangélico, nacido en Corea del Sur, Chi Hyun Chung, con el 8,77%, conocido como el “Bolsonaro boliviano”, y en cuarto el senador opositor Óscar Ortiz (4,41%).

 Malestar ciudadano –

Morales viene precedido de sus logros sociales y económicos pero también salpicado por escándalos de corrupción y acusaciones de tomar una deriva autoritaria. Por primera vez desde 2006, no está cantada una victoria abrumadora para él en primera vuelta.

Tras votar en su reducto cocalero del Chapare, el mandatario expresó su “confianza” y optimismo y llamó a los bolivianos a “participar en esta fiesta democrática”.

En un cuestionario respondido a la AFP, Mesa denunció que en Bolivia hay “un partido que controla a todos los órganos del Estado incluyendo el electoral” y que “no tiene entre sus principios el respeto a las reglas de la democracia”.

La politóloga boliviana María Teresa Zegada dijo a la AFP que “el poder ha sustituido las políticas en beneficio de toda la población por otras que satisfacen a solo algunos sectores” y denunció “persecución a líderes opositores”.

– Llamados a “rebelión” –

La decisión de Morales de postularse para un cuarto mandato es fuertemente criticada por la oposición, que cree que el país podría caer en la autocracia.

En febrero de 2016, los bolivianos le dijeron “no” a una nueva reelección de Morales en un referéndum para cambiar la Constitución, que solo permite dos mandatos. Sin embargo, un año después esa decisión fue anulada por una polémica sentencia de la Corte Constitucional.

Tanto los partidarios del partido oficialista MAS de Morales como de la oposición, algunos de cuyos sectores han llamado a la “rebelión”, han prometido salir a la calle en caso de victoria del lado opuesto.

Morales hizo campaña sobre su éxito económico, al mantener un alto crecimiento, una fuerte reducción de la pobreza y un nivel récord de reservas internacionales, que convirtió a Bolivia en uno de los países con la mejor tasa de crecimiento de la región.

Pero “el modelo económico boliviano (basado en la explotación de materias primas), que ha funcionado durante años, ya no es sostenible”, advirtió Michael Shifter, del grupo de expertos Diálogo Interamericano en Washington.

Además, los enormes incendios que devastaron un área casi del tamaño de Suiza en agosto y septiembre provocaron la indignación de los pueblos indígenas que acusan a Morales de haber sacrificado la Pachamama (Madre Tierra en quechua), para extender la frontera agrícola y aumentar la producción de carne destinada a China.

Además de presidente y vicepresidente, los 7,3 millones de electores eligen a 166 parlamentarios.