jueves , noviembre 21 2019

Te puede interesar

“La TV a color no desplazará a la blanco y negro”, decían.

Nuevas políticas de YouTube ponen una vez más de cabeza a los creadores

¿Sabes cómo son las estaciones fantasma del metro de Londres?

Israel comienza su jornada más sagrada: 25 horas sin actividad pública alguna

Como cada año, Israel inició esta tarde con la jornada más sagrada del judaísmo el cierre más absoluto que se viva en ningún país. Durante 25 horas, no habrá emisiones de televisión ni radio, ni tráfico rodado, ni paso de fronteras, ni actividad pública alguna.

Tampoco sobrevolará los cielos israelíes ningún avión, porque el espacio aéreo estará hasta el atardecer del miércoles cerrado a cal y canto. Desde el mediodía de hoy, no aterrizan vuelos en el aeropuerto internacional de Ben Gurión, el principal del país, cerca de Tel Aviv y a primera hora de la tarde se suspendieron todos los transportes públicos.

A la inactividad contribuirá el hecho de que el 60% de la población judía guardará ayuno durante la jornada -que se prolongará desde hoy a las 17.40 pm (14.40 GMT) hasta mañana a las 18.51 pm (15.51 GMT), según una encuesta del Instituto de Democracia de Israel. Cada año, los servicios de emergencia médicos atienden a cientos de personas que sufren desmayos o deshidratación por el ayuno.

Los más religiosos pasarán el día orando en las sinagogas o ante el Muro de las Lamentaciones, en territorio palestino ocupado, mientras que los menos practicantes aprovecharán el vacío en las calles para tomar las calzadas con bicicletas, patinetes, o simplemente para pasear.

Yom Kipur, el Día del Perdón o de la Expiación, también es denominado el Sábado de Sábados, un momento para pedir perdón por los pecados y sentir arrepentimiento

Levítico 16:34: “Tendréis esto por estatuto perpetuo, para hacer expiación por los hijos de Israel, por todos sus pecados, una vez cada año. Tal como el SEÑOR lo ordenó a Moisés, así lo hizo”.

La ocasión también afectará a las poblaciones no judías, que tendrán que reducir su actividad. Los pasos militares con Gaza y Cisjordania permanecerán cerrados, y se permitirá solo el paso de personal humanitario o casos de emergencias, médicas entre otros.

En Jerusalén, la Policía reforzará sus efectivos alrededor de la Ciudad Vieja, donde se espera la llegada de cientos de miles de fieles judíos para rezar.

Anoche, cerca de un millón visitó el Muro de las Lamentaciones para el rezo de las “selijot”, oraciones de arrepentimiento que los judíos llevan siglos entonando en los días previos a las fechas más sagradas y que muchos hicieron durante toda la madrugada.

En el acto estuvieron presentes el gran rabino sefardí Yitzhak Yosef, el gran rabino ashkenazí, David Lau, y el rabino jefe del Muro de las Lamentaciones, Shmuel Rabinowitz, que abrió el simbólico rezo.