sábado , diciembre 14 2019

Te puede interesar

Políticos y delincuencia organizada: un viejo vínculo

Todo lo que debes saber sobre la osteoporosis

Reducir el nivel de colesterol disminuye los riesgos cardiovasculares

Decálogo para una espalda sana

Una espalda en buenas condiciones es un atributo de salud. La estructura ósea de la espalda es la columna vertebral. Su principal función es de sostén, pero con un elevado grado de flexibilidad para ajustarse al movimiento.

https://pixabay.com/es/

Uno de los dolores más comunes que todos hemos experimentado en algún momento, es el dolor de espalda. El más común es el dolor lumbar provocado por realizar movimientos bruscos, cargar cosas pesadas o hacer ejercicios sin un calentamiento previo.

De acuerdo con el William Watters III, médico cirujano ortopedista del Hospital Houston Methodist, “tener un estilo de vida sedentario puede provocar aumento de peso y como resultado, dolor de espalda. Por otro lado, el ejercicio brinda el tono muscular adecuado para apoyar la espalda y prevenir el dolor.”

Watters, opina que  casi todos subestiman el papel de la espalda y, por lo tanto, no le brindan la atención adecuada. “El dolor de espalda es el más común y el que impide que las personas realicen sus actividades diarias.” La  inactividad y el sobrepeso, la mala postura puede causar ese dolor lumbar. Además, actualmente muchas de las personas pasan más de ocho horas en una oficina sentados, por lo que la silla es un factor crítico para evitar dolores de espalda.

https://pixabay.com/es/

1.- Practicar ejercicios cardiovasculares y de fuerza dos o tres veces por semana, especialmente aquellos que fortalecen los músculos abdominales y de la espalda.

2.- La posición correcta es orejas sobre hombros, hombros sobre caderas y caderas sobre tobillos. Inclinar la cabeza hacia adelante, permitir que los hombros caigan hacia adelante mientras está frente a la computadora.

3.- La movilidad es vital para mantener la fuerza y una postura equilibrada.

4.- Se recomienda que se levante de la silla cada 45 minutos para mover los músculos y evitar la tensión muscular.

5.- Levantar y cargar objetos acuclillándose y extendiendo las piernas después. Los objetos pegados al cuerpo. Se levanta el peso con las piernas, no con la espalda.

6.- Evitar levantar objetos pesados por encima de los hombros.

7.-  Si se camina cargado, repartir equitativamente el peso a ambos lados del cuerpo.

8.- Usar zapatos cómodos y sin mucho tacón. Caminar erguido y con la cabeza levantada.

9.- Evitar el sobrepeso y la obesidad, pues incrementan la carga sobre la espalda y debilitan la musculatura.

10.- Evitar situaciones de tensión y estrés y mantener una actitud vital positiva.

Fuente: William Watters III, médico cirujano ortopedista del Hospital Houston Methodist y Instituto Mexicano del Seguro Social.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu