miércoles , septiembre 18 2019

Te puede interesar

Hinchazón en pies y piernas podrían indicar mala circulación

7 claves para la buen alimentación infantil en estos días de clases

¿ Cómo saber si mi perro tiene otitis?

Fibra: el mejor aliado vs el estreñimiento

El estreñimiento es un trastorno caracterizado por deposiciones difíciles o poco frecuentes, heces duras o la sensación de evacuación incompleta acompañadas de pujo excesivo durante las evacuaciones o la necesidad de comprimir con los dedos la zona perianal para poder evacuar, son algunas de las manifestaciones clínicas que alteran la cotidianidad de las personas afectando su calidad de vida, por lo que es fundamental tomar las medidas necesarias para su prevención y cuidado.

Está relacionado como factor de riesgo para padecer múltiples enfermedades como la diverticulosis colónica, las hemorroides y hasta el cáncer de colon y recto, complicaciones a las que pueden anexarse las fisuras anales y prolapsos del piso pélvico generados por la necesidad de las personas de esforzarse durante la defecación.

Especialistas señalan que su principal causa es el bajo consumo de fibra, la cual es de vital importancia ya que ésta absorbe el agua dentro del colon y se expande generando un efecto de distensión que hace que esta última porción del sistema digestivo se mueva de mejor manera.

Explican que al retener el líquido, produce heces más blandas que se desplazan fácilmente por el colon, evitando los dolores abdominales. Por tal razón, recomendó consumir al menos 30 gramos de fibra al día, la cual puede encontrarse en alimentos como verduras, frutas, hortalizas y granos, así como también, en el afrecho, la linaza y la avena que la poseen en gran cantidad.

Adicionalmente, “se debe ingerir entre 2 y 3 litros de agua diariamente y practicar al menos 30 minutos de actividad física como elemento fundamental para prevenir el estreñimiento crónico”, añadió.

Aunque todas las personas pueden presentar estreñimiento en cualquier momento, este trastorno es más habitual en adultos mayores, por la disminución de las células nerviosas dentro de la pared del colon que afectan su movilidad, así como en jóvenes por causa de una alimentación incorrecta y falta de ejercicio.

Estudios señalan que la dificultad para evacuar también puede ser ocasional, debido a situaciones de estrés y cambios psicoemocionales que puedan afectar eventualmente la calidad de vida de las personas. Por ello, “independientemente del caso y la edad en la que se produzca, el primer tratamiento debe ser la modificación en el estilo de vida y del hábito alimenticio”, puntualizó.

Desaconsejan uso de laxantes

Los especialistas no recomienda el uso de laxantes de manera continua o sin supervisión médica, ya que “no ayudan a la movilidad del colon sino producen un efecto de barrido dentro de ese órgano, irritando la mucosa intestinal”. Además, cuando se usa habitualmente se genera a largo plazo total dependencia.

“Lo más importante de la cultura informativa acerca de estos temas es la prevención, si las personas saben lo que tienen que hacer y lo que no deben hacer, pueden mejorar su salud entendiendo como corregir sus hábitos”.