viernes , diciembre 13 2019

Te puede interesar

Alimentos recomendados antes y después del ejercicio

Antes de que termine el año: un nuevo reto se viraliza #SillaChallenge

Hoy tendremos la última Luna llena de la década

Envases de plástico del futuro en favor del medio ambiente

Los llamados “envases del futuro”, hechos a partir de plástico reciclado, se perfilan no solo como una alternativa y solución, sino como el camino a seguir para aliviar los niveles de contaminación de plásticos derivados de los modelos de producción masivos.

“Los envases del futuro permiten tratar de revertir problemas como las emisiones contaminantes y el uso desmedido de recursos naturales y energía”, dijo a a agencias internacionales, Florent Bouchonneau, gerente de desarrollo de mercado de la petroquímica Dow en México.

El experto sostiene que, de cara a la próxima década, teniendo en cuenta las predicciones científicas en torno al cambio climático, el diseño de los envases “tiene que estar sujeto a la sostenibilidad”.

Aquí entran en juego conceptos y modelos como “el de ecodiseño y el de la economía circular”, basados en la reutilización. Y, en ese sentido, el reciclaje es el pilar esencial, en el que conviene “dar un uso circular a la materia prima, al plástico mismo”.

Bouchonneau asegura que en algunos casos la cantidad del plástico virgen utilizado para producir los envases se reduce del 15 al 30 %.

Para incluir material reciclado en los envases es necesario que “el material se recupere, se triture, se lave, para volver a ser peletizado (convertido en diminutas bolas) que después se reutilizan” para hacer otras botellas, explicó.

Agregó que un caso de éxito en la industria del plástico en México es el de la Industria Mexicana de Coca – Cola (IMCC) y su planta de reciclaje PetStar, ya que el modelo de acopio de reciclaje desarrollado para Tereftalato de polietileno (PET) de grado alimenticio es de los más completos y avanzados en el mundo y el principal reciclador de este material en México.

Del 56 % de PET que se acopia en México, la IMCC representa el 35 %. Además, por medio de sus dos plantas de reciclaje, PetStar e IMER, tiene la capacidad de procesar más de 85,000 toneladas al año de este material.

De igual forma la IMCC, ha conseguido que el 43 % de su portafolio se componga de envases retornables que son una muestra del compromiso con la economía circular, por que por cada envase retornable se dejan de producir 25 con resina virgen.

A nivel mundial, la naturaleza ayuda a garantizar el suministro de aire fresco, agua potable, alimentos, energía, entre otros, y distintos recursos que se utilizan para crear materiales y bienes de consumo.

Una vez que se utilizan esos bienes, estos pueden ser reciclados para generar más bienes sin necesidad de acudir de nuevo a la materia prima proveniente de la naturaleza y de esta manera aliviar el desgaste al que es sometida la madre naturaleza.