miércoles , septiembre 18 2019

Te puede interesar

Facebook lanza nueva pantalla inteligente y a menor precio

El New York Times suspende su edición en español

¡Tramposo! Gatito se vuelve viral al fingir que duerme para robar comida

Marcha de mujeres no será criminalizada, afirma Sheinbaum

La violencia contra las mujeres, en forma de feminicidios, maltratos, acoso y abuso sexual, se ha recrudecido en México en los últimos años. Según Naciones Unidas, a diario son asesinadas un promedio de nueve mujeres en México.

En este contexto es que unas 2,000 mujeres integrantes de organizaciones feministas protestaron este viernes en Ciudad de México tras la denuncia de una denuncia de violación de una adolescente contra cuatro policías, movilización que concluyó en violentos actos vandálicos.

Bajo el lema “#NoMeCuidanMeViolan”, las manifestantes exigieron a las autoridades capitalinas mayor seguridad, luego de que una joven de 17 años, cuya identidad se mantiene en reserva, acusó a los oficiales de haber abusado de ella el 3 de agosto tras salir de una fiesta en el sector de Azcapotzalco, en el norte de la capital.

“Me preocupa que las jóvenes no puedan ir a la escuela o regresar de una fiesta tranquilas porque alguien las viola porque se puede, porque no pasa nada, y mucho más cuando son las autoridades que deberían estar resguardándonos”, dijo a AFP Melissa Ortiz, de 40 años, que asistió a la marcha.

Al grito de “¡exigir justicia no es provocación!” y “¡yo sí te creo!”, la protesta inició de forma pacífica en la céntrica Glorieta de la avenida Insurgentes, pero terminó con el incendio de una comisaría policial y una estación de transporte público, pintadas al monumento del Ángel de la Independencia y agresiones contra periodistas varones.

El lunes pasado, un grupo de feministas se manifestó por el mismo caso, protesta que culminó en la fiscalía local con incidentes al ser destruidas las puertas de vidrio del recinto.

Y el jueves, la fiscalía señaló discrepancias en la versión de la joven, al filtrarse imágenes de dos cámaras de seguridad de los vecinos del lugar donde habría ocurrido la presunta violación.

Según el testimonio de la menor, los policías la habrían visto en la calle. La chica dijo que sintió temor y tocó la puerta de una casa, que no era la suya, en busca de protección, y que luego fue llevada a la fuerza a la patrulla donde habrían abusado de ella.

La fiscalía señaló que la menor no ha acudido a ratificar la denuncia ni a identificar a sus presuntos agresores.

Mariana Urías, de 18 años, señaló que la protesta no se trató de una “agresión o de una provocación a la violencia”, sino de externar el hartazgo y preocupación por la violencia de género en México.

No se va criminalizar la marcha

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad México tiene abiertas carpetas de investigación por agresiones contra reporteros durante la marcha de mujeres del pasado viernes, pero no por los daños causados a edificios, Metrobús y el Ángel de la Independencia, señaló la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

“En particular, la procuraduría está trabando en el tema de agresiones a periodistas y en todos los otros casos no vamos a criminalizar la manifestación social”, expresó la titular del ejecutivo local.

Agregó que lo importante ahora es avanzar en generar un clima de paz y justicia, donde las mujeres se sientan seguras.

Interrogada sobre el motivo por el cual no se detuvo a nadie durante los desmanes, Sheinbaum, insistió en que no se puede atacar la violencia con violencia.

“Lo más importante, y creo que ahí tienen que haber un diálogo en el que todas las mujeres, todas, sientan que la jefa de Gobierno de esta preocupada y ocupada por hacer acciones efectivas que avancen en la erradicación de la violencia de género en nuestra ciudad”.

“¿Sigue considerando que los hechos de violencia fueron una provocación?, se le preguntó.

En esa parte tengo mi información, pero creemos que tenemos que abonar a la construcción de un diálogo para acabar y erradicar la violencia en la ciudad”, respondió.