Te puede interesar

#ÚltimaHora Falleció Jorge Vergara

Cada vez menos catalanes buscan su independencia, revela encuesta

La Asociación Mundial de Ligas de Futbol crea un comité contra el racismo

Adultos mayores: gran oportunidad de negocio

A quienes tienen más de 65 años se les ha descartado de la dinámica económica, pero debido al crecimiento e influencia de los adultos mayores eso va a cambiar.

La tarde del 15 de enero de 2009 alisó su uniforme, se caló la gorra y tomó su sitio en la trompa del Airbus 320 que conduciría a 155 pasajeros desde el aeropuerto neoyorquino de La Guardia hacia la escala en Charlotte, Carolina del Norte, para luego dirigirse a la terminal aérea de Seattle-Tacoma. Ese era el plan de Chesley Burnett Sullenberg III, capitán del vuelo 1549 de la empresa US Airways. Sin embargo, a poco de haber despegado, una parvada de aves canadienses se cruzó en su trayectoria y destruyó las turbinas del Airbus, por lo que Sully, como lo llaman sus amigos, tuvo que decidir en 208 segundos qué hacer. Luego de pronunciar la frase: “Les habla el capitán, pónganse en posición de impacto”, decidió amarizar en el Río Hudson con tal serenidad y destreza que la panza del avión frenó en el agua y nadie perdió la vida.

Muchos se preguntaron por esos días cómo alguien a un paso del retiro y con casi 60 años de edad a cuestas pudo reaccionar de tan brillante manera. La respuesta, desde luego, se encontraba precisamente en eso: una experiencia de 20,000 horas de vuelo, su paso como instructor de aviación y piloto de cazas de combate, y su papel como miembro de la junta de investigación de accidentes aéreos de Estados Unidos. Además de una mente clara y brazos aún fuertes.

Fotos: pxhere.com

Desde la segunda mitad del siglo XX, la ciencia médica, la tecnología, la economía y la política han hecho que la mayoría de los humanos no muera por hambre o enfermedad en etapas prematuras ni se destruya masivamente. Las sociedades de hoy tienden a vivir más años y a registrar menos nacimientos, por lo que la población de adultos mayores se hará cada vez más numerosa.

Canas con experiencia

“Yo mismo soy un caso: tengo 70 años, tengo mi propia empresa (aunque ahora mi hija es la directora) pero sigo dando clases en la universidad y no pienso jubilarme hasta los 80, la gente aún me paga para que dé mis opiniones, y lo hago porque mi cerebro lo necesita, cuando uno llega a estas edades tiene que moverse, hacer deporte para tener calidad de vida”, dice Rafael Muñiz, fundador de RMG Marketing & Comunicación.

Muñiz entabla con Contenido una videoconferencia desde Madrid. Su firma lleva más de 10 años trabajando con lo que llaman en el viejo continente la Silver Economy, el sector de los adultos mayores que en otros países se conoce como Grey Market –por referirse a las personas con canas plateadas (silver) o grises (grey)–.

El doctor Sergio Salvador Valdés y Rojas, director de Atención Geriátrica del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, el Inapam, señala que al referirnos a las “personas mayores” hay que tener ciertas consideraciones pues no todos son iguales. “De los 60 a los 79 años suelen ser adultos funcionales, que trabajan y participan y no tienen discapacidad, esos son la mayor parte; de los 80 años en adelante ya hay que darles un empujoncito para subirse al camión, y tenemos además una parte mínima de quienes tienen 100 o más años, que ya requieren de atenciones especiales”, explica el geriatra.

Los ‘Senior’ en América Latina

PERFIL GENERAL

– 30% está en familias de ingresos altos

– 25% sigue trabajando

– 1/3 tiene automóvil

– 80% tiene teléfono móvil (la mitad son smartphones)

HÁBITOS DE COMPRA

– Combinan canales modernos con los de barrio

– Misiones pequeñas, de cosas urgentes

– Pagan 16% más porque eligen marcas premium

– Hacen menos compras (163 vs 171 veces al año)

– Compran menos en categorías como aseo personal y cuidado del hogar

ENTRETENIMIENTO

– Ven de 1 a 4 horas de TV al día (menos que el promedio)

– Los programas de TV que ven son de política, salud y turismo

CONECTIVIDAD

– 85% usa WhatsApp, casi como el promedio que es de 90%

– 70% tiene Facebook, lo usa en su teléfono

– 70% no usa Instagram o Twitter

NUTRICIÓN

– Fuerte conexión entre alimentación y salud

– 40% se ejercita semanalmente

– Se fijan en las etiquetas de los empaques

– 81% pasa menos tiempo en la cocina que otros grupos

Fuente: Kantar Worldpanel

Ambos especialistas en su respectiva área –mercadotecnia y medicina– coinciden en que todos en la sociedad debemos acostumbrarnos a concebir que los mayores son una fuerza activa y cada vez más influyente a escala económica e, incluso, política.

Hoy en México tenemos poco más de 12 millones de mayores de 60 años, alrededor de 10% de la población. En el 2050 tendremos unos 25 millones. Se diría que estamos apenas a tiempo para tomar decisiones a nivel personal, social y gubernamental, pero sin olvidar que el fenómeno del envejecimiento debe dejar de verse sólo como una amenaza a la viabilidad de los sistemas de pensiones, sanitarios y de servicios sociales y más como una oportunidad para generar oportunidades que estimulen la actividad económica.

La agencia Kantar Worldpanel, que asegura que en América Latina, en tan sólo una década, una de cada tres familias será de dos miembros, y ambos serán mayores de 50 años. Pero hoy mismo muchos de los “nuevos seniors” –como también se le conoce a este conjunto generacional– tienen ingresos, una cuarta parte sigue trabajando y casi todos tienen teléfonos celulares, y de esos muchos son smartphones los cuales usan para estar presentes en redes sociales e interactuar ayudándose de aplicaciones como WhatsApp y Facebook, a fin de estar en contacto con sus amistades y sus hijos y nietos, que son quienes suelen involucrarlos en el uso de la tecnología.

Fuerza económica

Las tarjetas de bienestar que ha emitido el gobierno mexicano convierten a este grupo poblacional –incluso si sus miembros no cuentan con grandes recursos económicos–, en un nicho muy relevante para algunas industrias, como bien sabe la doctora Bárbara Bernés Fentanes, subdirectora de Concertación y Promoción del Inapam, encargada de enlazar a organismos empresariales con los adultos mayores interesados en trabajar, consumir con precios especiales o usar servicios idóneos.

“Estamos en un momento de transición, recuperando la experiencia laboral que se adquiere durante la historia de vida del sector de personas mayores”, dice a Contenido la salubrista Bernés. En los registros del Inapam hay 28,000 adultos mayores trabajando en supermercados, lo cual evidencia la iniciativa laboral de estas personas completamente funcionales. Pero no sólo están ahí, forman parte de centros de atención telefónica en bancos; baristas en cafeterías; promotores en pizzerías, en ventanillas de líneas aéreas, en cadenas de exhibición cinematográfica.

Y en la otra parte, en la de consumidores, hay alrededor de 5,000 descuentos en muy diferentes negocios en todo el país: líneas aéreas, lugares y rutas turísticas, hoteles, teatros, museos, tiendas departamentales, cadenas de farmacias, gimnasios o funerarias.

Por José Ramón Huerta