Te puede interesar

Tres de cada diez Latinoamericanos padecen un dolor crónico

¿Cómo lidiar con los celos luego de una infedilidad?

Alimentos que te ayudan en tu lucha contra el VPH

EU advierte sobre los peligros de la oreja de cerdo como snack para mascotas

Después de las preocupaciones que surgieron hace unos días en Estados Unidos sobre un brote de salmonella relacionado con las golosinas de oreja de cerdo para perros, la CDC y la FDA han lanzado dos comunicados con un mensaje claro: que nadie compre estos snacks.

Al parecer, debido a que las agencias no pueden vincular el brote que se dio en varios estados a ningún proveedor, aconsejan no comprar ni alimentar a los animales con este tipo de golosinas. No sólo eso, e igual de importante, advierten que los dueños tampoco deberían tocarlas. Según CDC:

Un total de 127 casos humanos de intoxicación por salmonella reportados en 33 estados se han relacionado con las golosinas para perros, que generalmente son oreja de cerdo deshidratadas e intactas, aunque también pueden provenir de otras partes de un cerdo, que a menudo tienen saborizante añadido.

Al masticar o consumir las oreja, los animales pueden contraer salmonella, la bacteria que causa enfermedades transmitidas por los alimentos y provoca síntomas como diarrea, vómitos y fiebre y, a veces, requiere hospitalización. En las mascotas, los síntomas también pueden incluir diarrea con sangre y fatiga.

Pero como decíamos, tanto la FDA como CDC también están adviertiendo a los consumidores a evitar tocar el snack, ya que la infección se puede pasar fácilmente de una superficie a las manos. “Si no se lavan las manos, la bacteria puede propagarse a otras superficies o a la boca de una persona, causando infección. Un perro que acaba de consumir salmonella y luego lame la cara o la herida abierta de alguien también puede transmitir la bacteria”, zanja la FDA.