Te puede interesar

Encontró un murciélago atrapado en la tela de una araña

Albahaca contra a intoxicación alimentaria

Para usar WhatsApp, deberás tener por lo menos 13 años

4 señales de que tu inteligencia emocional es alta

Para poder determinar si tenemos una inteligencia emocional alta, debemos comenzar por entender qué es. Se trata de la capacidad para percibir, expresar, comprender y gestionar las emociones. Es de suma importancia, ya que mientras mejor la manejemos, mejor será nuestra salud mental y desarrollo social.

Comprender la IE puede determinar cómo nos comportamos frente a una situación: si nos adaptamos o no a ella, lo que puede significar pasar un buen o un mal momento en cualquier ámbito.

El conocimiento es poder, así que si queremos conocer y controlar este tipo de inteligencia debemos prestar atención a estos cuatro puntos descritos por especialistas.

1- Lo primero que debemos tener en cuenta es el pensar en nuestras reacciones.

En ciertas situaciones, por ejemplo en una discusión, la inteligencia emocional puede determinar cómo termina esa disputa.

Podría no tomarse la cosa como algo personal o, por el contrario, dejarse llevar por el enojo hacia la persona con la que estamos discutiendo.

Las personas desprovistas de este tipo de inteligencia difícilmente se toman el tiempo para razonar cómo afrontar la situación. Está comprobado que las personas que no controlan sus pensamientos negativos, tienen más dificultades para socializar y pueden caer en la depresión.

2- Un signo de que poseemos una inteligencia emocional alta es, sin duda, ver las dificultades como un desafío a superar, manteniendo un pensamiento positivo y perseverando a pesar de los problemas.

Las personas que carecen de inteligencia emocional suelen incrementar los sentimientos de desesperanza.
3- Las emociones pueden jugarnos malas pasadas, pero si somos personas con una inteligencia emocional alta, lo más probable es que podamos controlarlas.

Por ejemplo, ante la posibilidad de perder un trabajo, podemos llegar a mejorar nuestro desempeño cognitivo, aumentar la concentración y mantenernos motivados.

Las personas emocionalmente inteligentes saben que necesitan regular sus emociones de forma apropiada.

Así se comprobó que una buena IE está relacionada con niveles más bajos de ansiedad.

4- Por último, pero no menos importante, es el tema de ponernos en el lugar del otro, ya que extender nuestras habilidades es una señal de una avanzada IE.

Por ejemplo, en una situación en la que estamos atendiendo a un cliente, si este está enojado lo más probable es que nos grite y está en nuestra capacidad de utilizar nuestra inteligencia emocional para resolver el problema.

La IE puede ser fundamental en puestos un desempeño profesional en el que los trabajadores deben gestionar sus emociones y las de los clientes de acuerdo con las normas de la empresa.

De todos modos, las personas que carecen de esta inteligencia deben saber que es algo en lo que se puede trabajar y se puede desarrollar a lo largo de la vida.