martes , septiembre 17 2019

Te puede interesar

Así fue el primer grito de AMLO

CDMX está entre las 11 ciudades que proyectará la batiseñal

Descubre cómo el ADN neandertal te hace estornudar al comer chocolate

15 soluciones para dormir profundamente

Dormimos un tercio de la vida, es una función imprescindible para nuestro organismo. Si le ponemos atención y dormimos mejor que siempre es posible, seremos mejores individuos, dice el neuro fisiólogo del sueño, Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño.

https://www.pexels.com/es-es/

El experto te pregunta: ¿Qué es lo que haces mal para no dormir bien?

Posiblemente, si no puedes dormir veas algún programa de televisión, escuches música, ocupes el celular, haces algún quehacer, lees en su cama o das vueltas y vueltas. Todas son actividades que no favorecen el sueño, y lo único que hace es alimentar al enemigo, al insomnio. Una persona insomne piensa negativamente. Sus pensamientos irracionales giran en torno a qué va enfermar gravemente. Y, sí al otro día amanece, le irá súper mal. Además, piensa: ¿ Por qué soy la única persona con insomnio? La culpa desencadena ansiedad, explica el experto.

Dormir es muy importante sino cuidamos la manera en que dormimos nuestro cerebro es vulnerable a padecer ansiedad y depresión. Si padeces alguna de esos padecimientos, lo recomendable es realizar un estudio del sueño, seguir las medidas de higiene del sueño y en su caso, prescribir un medicamento para que logres dormir.

https://www.pexels.com/es-es/

El especialista te comparte los secretos para relajarte y dormir a pierna suelta en sólo 15 minutos, porque el cerebro con una rutina adecuada identifica el bien dormir

 

  • https://www.pexels.com/es-es

    Reduce el consumo de las bebidas con cafeína, refrescos de Cola y chocolate.

  • Los fumadores deben reducir  el consumo de nicotina nocturna. 
  • La recámara debe ser un sitio  agradable que invite a descansar.
  • Tres horas antes de dormir disminuye el consumo de líquidos. Eso ofrece continuidad al sueño y, no irás al baño.
  • Evita irritantes en la cena. Un proceso digestivo copioso lo percibe el organismo y el cerebro, por tanto, ese órgano activa la función del sueño ligero que alerta el mantenerte alerta del entorno. Y, no descansas.
  • Ubica tu postura favorita para dormir. Todos tenemos una.
  • Cierra los ojos. Pon atención a tu respiración. Concéntrate. Inhala y exhala. La intención es controlar los pensamientos negativos. Con la práctica esto es automático, porque así lo aprendió tu cerebro. 
  • Cuando te despiertes, sólo acomódate en la postura que más te guste descansar. Y, controla la respiración. 
  • Nunca veas el reloj por la noche. Es el enemigo, principal del insomnio.  En más de 25 años de experiencia en el manejo del sueño, no conozco una persona con insomnio que no sea dependiente del reloj. Hay que conocer que el sueño es cíclico. Todos se espantan, que despiertan como relojito a las tres de la mañana.  El ciclo contempla despertar en intervalos entre 90 y 120 minutos. Hay que mantener la calma. Tomar la postura favorita y concentrarse en la respiración.
  • https://www.pexels.com/es-es
  •  Apaga las notificaciones del celular.
  • Coloca el despertador lejos de tu vista, para qué escuches la alarma. No le quieras ganar al despertador. Si te despiertas, recupera tu postura favorita y respira. 
  •  Si la recámara la compartes con otras personas con horarios diferentes. Colócate unos tapones auditivos y antifaz que ayudan a reducir la percepción de los estímulos.
  • Si vives en zona ruidosa cerca de un aeropuerto o una vía transitada. Colócate tapones auditivos.
  •  ¿Desde cuándo no cambias tu colchón, tus almohadas y ropa de cama?  Si no haces cambios, se generan bacterias que tampoco favorecen el sueño.
  • Antes de irte a la cama puedes practicar  meditación, yoga o taichí. Todas la prácticas de relajación son bienvenidas, así como la aromaterapia e infusiones.
https://www.pexels.com/es-es/

El problema con los ansiolíticos

Probablemente conoces a alguien que alguna vez ha consumido “pastillas para poder dormir”. Sin duda, se está refiriendo a que le han recetado medicamentos ansiolíticos. Estos fármacos, también llamados benzodiacepinas,  actúan en el sistema nervioso central para  suprimir el sueño profundo y causan dependencia. En el Sector Salud, si el paciente le dice al médico que no puede dormir entonces prescribe benzodiacepinas, porque no tiene otras alternativas, y porque los profesionales de la salud no aprendieron sobre la medicina del sueño, durante su formación universitaria, por tanto, hay  desconocimiento. Nos quedamos con esa vieja escuela que los ansiolíticos controlan el insomnio, que hoy es un problema de salud pública por el número de pacientes con alto riesgo de adicción a esos fármacos, explica el experto.

Haro Valencia, señala, que el médico puede corregir el sueño con otros medicamentos indicados para el insomnio, que no desencadenan adicción. Además, si queremos controlar ese trastorno del sueño necesitamos indicar la modificación de conductas, concluye el especialista.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu