domingo , diciembre 15 2019

Te puede interesar

De un día para otro: playa amanece con toneladas de botellas plásticas

En febrero 2020 ocurrirá el Brexit; Boris Johnson obtuvo la victoria

Que no se te pase: anuncian megacorte de agua en Edomex

Te presentamos imágenes del eclipse total de Sol en Argentina y Chile

Un eclipse total de Sol sumió este martes en la oscuridad a una franja de 150 km, en el norte de Chile y el centro norte de Argentina, antes de perderse en el Atlántico, en una fiesta con cientos de miles de personas extasiadas por el fenómeno

Minutos antes de que ocurrieran el eclipse total y se oscurecieran por completo las regiones de Coquimbo y Atacama, cerca de las 16:39 locales reinó el silencio.

Pero a medida que el Sol se fue oscureciendo para dar paso a la penumbra y revelar una corona de fuego alrededor del sol, los vítores, aplausos y gritos emergieron entre quienes vivieron este momento único.

“Oh Díos mío, es increíble”, gritaron con asombro algunas de las mil personas que subieron hasta el observatorio La Silla, ubicado a unos 2,400 metros de altura, en las cercanías de La Higuera. “Otra, otra”, lanzaron varios visitantes una vez que el fenómeno terminó al cabo de dos minutos largos.

Unos 20 minutos antes del inicio del eclipse total, la temperatura descendió varios grados y una pequeña brisa comenzó a recorrer esta “Zona Cero” de la observación astronómica.

Capital de la astronomía

El interés que despertó este fenómeno, que se pudo ver en buena parte del Cono Sur, fue generalizado. En Santiago, las azoteas de los edificios altos del centro de la ciudad, las plazas y los parques se llenaron de personas que, en muchos casos, veían un eclipse por primera vez en sus vidas.

En Argentina, el principal punto geográfico de observación fue la región de Cuyo, donde miles de personas lo convirtieron en un paseo turístico. En cambio, en la capital, Buenos Aires, no se pudo ver nada por la inclinación del sol cerca del horizonte a la hora del fenómeno, además de las nubes y los edificios.

“Chile es hoy día la capital del mundo en astronomía”, dijo el presidente chileno, Sebastián Piñera, que se desplazó a La Silla y luego a La Higuera, un pequeño poblado a los pies del observatorio, para observar en su epicentro al eclipse. “Somos los ojos y los sentidos de la humanidad para poder mirar, observar y estudiar las estrellas y el Universo”, afirmó Piñera.

No es usual que un eclipse total pase justo sobre un observatorio profesional. Operado por el Observatorio Europeo Austral (ESO), La Silla -a 2,400 metros de altura- se preparó desde hace años para vivir este momento.

Los científicos iban a comprobar algunas teorías y a poner en práctica experimentos. “Los eclipses son una chance para poder estudiar la parte externa de la atmósfera, que es la corona, ya que la Luna está tapando toda la parte central del Sol”, explica.

Poder predecir el momento exacto de su ocurrencia es también una hazaña científica. “El hecho de que podamos predecir que hoy vamos a tener un eclipse total en La Silla es un tributo a la humanidad”, aseguró el director general de ESO, Xavier Barcons.

La Silla fue uno de los primeros observatorios internacionales que se instaló en el norte de Chile, que gracias a sus prístinos cielos concentra casi el 45% de la observación astronómica mundial, con los más potentes telescopios y radiotelescopios del mundo.

 

Con información y fotos de AFP