Te puede interesar

¡Alerta! Estos son los alimentos que te envejecen

Caracoles: las ventajas que ofrecen en Tailandia son incontables

¿Cuál es la forma correcta de beber agua?

¿Qué tan bueno es el aceite de ricino?

¿Sufres estreñimiento? ¿Sabías que el aceite de ricino puede ayudarte? Hoy descubrirás sus indicaciones y contraindicaciones.

El aceite de ricino se extrae de las semillas de Ricinus communis y es una opción natural con diferentes propiedades. Sin embargo, resulta conveniente profundizar en las indicaciones y contraindicaciones de este aceite, debido a la importancia que tienen para nuestra salud.

Recordemos que, aunque los productos naturales no suelen tener efectos secundarios, en algunos casos es necesario revisar si nos encontramos en alguna condición en la que su uso no es, para nada, recomendado.

Aceite de ricino
Para poder hablar de las indicaciones y contraindicaciones del aceite de ricino, es importante revisar su ficha técnica que recoge la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). En ella encontraremos, también, otra información como su composición y forma farmacéutica.

Indicaciones
Las personas que recurren a este aceite, lo hacen con un propósito claro: facilitar el vaciado intestinal. Es una manera natural de eliminar el estreñimiento, sea este ocasional o frecuente. Sin embargo, para utilizarlo correctamente, es importante tener en cuenta los siguientes datos:

El aceite de ricino se administra siempre en ayunas, en una única dosis de 25 ml.
Se puede tomar mezclado con leche, zumo o bebidas carbonatadas.
Sus efectos empiezan a notarse entre 2 y 6 horas después de su toma.

Un dato importante sobre este aceite es que siempre debe tomarse durante el desayuno, nunca por la noche. Si vamos a estar fuera de casa y tenemos miedo de que las ganas de evacuar surjan en un momento inadecuado, es preferible utilizar el aceite de ricino en otro momento más adecuado.

Contraindicaciones
A pesar de los beneficios que tiene el aceite de ricino para combatir el estreñimiento, existen algunas contraindicaciones que es necesario tener en cuenta para no hacer un mal uso de este remedio natural. Veamos algunas de ellas:

Niños: debido a la hipersensibilidad que presentan los niños menores de 12 años a este tipo de aceite, no se recomienda su uso en ellos.

Embarazadas: como señala el artículo ‘Evaluación de nuevos productos‘, este aceite no deben utilizarlo las mujeres embarazadas, pues puede provocarles contracciones y un parto prematuro.
Lactancia: como los bebés no pueden consumir aceite de ricino, las madres no deben tomarlo mientras estén en periodo de lactancia, ya que puede pasar a la leche materna.

Síndrome del colon irritable: debido a lo delicado de esta enfermedad, no es recomendable el aceite de ricino, ni siquiera en casos de estreñimiento.

Obstrucción intestinal: el aceite de ricino puede no ser efectivo en estos casos, provocando un dolor abdominal agudo debido a la imposibilidad de evacuar.

El aceite de ricino tampoco debe utilizarse si sufrimos hemorroides, colitis u otros problemas. La razón está no solo en el dolor que podemos terminar sufriendo, sino en la deshidratación que puede ocasionar su consumo.

Además de esto, no se aconseja tampoco su uso si estamos tomando medicamentos para la arritmia o diuréticos, o si sufrimos afecciones cardiacas.

Consejos para utilizar el aceite de ricino
Si tenemos en cuenta todos los aspectos anteriores, el aceite de ricino puede ser un excelente aliado para tratar los casos de estreñimiento. No obstante, en caso de duda, siempre es preferible pedirle consejo a nuestro médico o farmacéutico de confianza.

A pesar de poder contar con este aceite para facilitar la evacuación de las heces, no es positivo recurrir a él con frecuencia. Por eso, lo mejor es prevenir el estreñimiento recurriendo a una dieta rica en frutas y verduras. Además, no nos olvidemos de incluir el ejercicio físico como parte de nuestra rutina.

¿Alguna vez has utilizado el aceite de ricino para aliviar el estreñimiento? ¿Cómo ha sido tu experiencia? Esperamos que las indicaciones y contraindicaciones que te hemos contado te hayan ayudado a saber más sobre la manera correcta de consumirlo.

Asimismo, te recomendamos que nunca excedas la dosis recomendada. En caso de sobredosis, pueden aparecer síntomas como diarrea, cólicos agudos o una pérdida de electrolitos grave. Por eso, el aceite de ricino siempre hay que utilizarlo con precaución.