martes , noviembre 12 2019

Te puede interesar

Cáscara de mandarina vs el estrés e insomnio

Motivos por los que puedes estar perdiendo el cabello

Investigan a piloto de avión que permitió a pasajera tomar el mando

¿Qué otros usos se le puede dar a la acetona?

Es de conocimiento público que la acetona no solo sirve para retirar el esmalte de las uñas, sino que tiene muchos otros usos por ser un químico fuerte.

Hoy conocerás algunas cosas que puedes hacer con la acetona que estamos seguros que nunca pasaron por tu cabeza.

Dile adiós a las rayas en piso

¿Cómo así? Te preguntarás si este producto están eficaz para esto como se plantea y sí. Aunque no lo creas la acetona sirve para eliminar las rayas en los pisos de vinil. Moja una toalla de papel con acetona, frota el piso y listo, volverás a verlo como nuevo.

Limpiar el teclado

Este producto al igual que el alcohol es una herramienta que puede facilitarte la vida. No sufras más por tener el teclado de tu computadora sucio, esto a demás de mal aspecto, daña con el tiempo el aparato. Solo debes untar acetona en un algodón y pasarlo con cuidado por el área que quieras limpiar, así de fácil.

Soluciona los momentos de locura

La acetona puede servirte si en algún momento hiciste algo de lo que después te arrepentiste o simplemente ya te aburriste de tenerlo. Te preguntarás ¿Por ejemplo de que? Si pegaste una calcomanía en tu vehículo y ya no la quieres más, este producto es la solución.

Retírala del carro y luego limpia los residuos de pegamento con acetona. Igual que con el pegamento en tu piel, ayudará a remover los restos por completo.

Vajilla impecable

Ya te hemos dicho que la acetona es un buen recurso para para limpiar. Sí, puede ser tu gran secreto para quitar las manchas que se van creando por el uso, en los recipientes. Moja una bolita de algodón con acetona y talla ligeramente sobre la mancha. Lava con agua y jabón una vez que hayas terminado.

Elimina el pegamento

La acetona para uñas hace un excelente trabajo al disolver el pegamento. Por esto, si estás trabajando con pega y queda algo de ella en tus manos, o cae en alguna zona de tu cuerpo, no te preocupes. Moja una bolita de algodón con acetona y frota cerca de donde esté el pegamento en la piel.

Todos estos usos pueden ser la solución a muchos de tus problemas. Definitivamente la acetona puede ser en algunos casos tu “as” bajo la manga.