Te puede interesar

Tres de cada diez Latinoamericanos padecen un dolor crónico

¿Cómo lidiar con los celos luego de una infedilidad?

Alimentos que te ayudan en tu lucha contra el VPH

¿Por qué los humanos apuntamos con el dedo?

Científicos se han dedicado a estudiar este comportamiento humano a través de un estudio y han revelado sorprendentes descubrimientos sobre la acción de señalar con el dedo.

Científicos han revelado sorprendentes resultados en un llamativo estudio el cual se dedicó a investigar cuál es la verdadera razón que se esconde en el acto de apuntar con un dedo que solemos hacer los seres humanos.

Para realizar esta investigación los expertos se remontaron a los primeros años de vida, cuando los bebés hacen gesto para referirse a objetos o incluso llamar la atención de sus padres.

Aunque todos asumimos que la verdadera razón de apuntar es para llamar la atención o lograr obtener algo, según los resultados obtenidos por los científicos esto no serían los esperados.

A entender los gestos con los dedos

En otras investigaciones anteriores expertos habían señalado que realizar este gesto es una de las bases importantes para que las personas en sus primeros años de vida logren establecer las bases para la adquisición del lenguaje.

Sin embargo, siempre ha existido diferencias de opinión dentro de la comunidad científica ya que para muchos expertos este gesto no puede condicionar una acción es específico durante los primeros años de vida, ya que podríamos obtener los mismos resultados sacudiendo la cabeza o empujar las cosas con las manos.

En el estudio más reciente publicado este pasado miércoles por diversos investigadores pertenecientes al Instituto Jean Nicod de París afirma que la verdadera razón del por qué las personas realizamos este gesto desde nuestra niñez reduce la intención detrás de la acción.

Según afirma Cathal Madagain, una de las autoras principales del nuevo estudio, “señalar es lo primero que hacen los bebés para coordinar la atención con los adultos y la coordinación de la atención de los adultos es un elemento crucial en todo tipo de cosas, como el lenguaje, la cooperación y la interacción social en general”.

Posibles respuestas

Los expertos convergen en un argumento: señalar con el dedo es algo que todos hicimos cuando fuimos bebés, ya que esta acción se hace de forma espontánea y ocurre en un rango de edad similar de todas las personas.

Pero los expertos notaron algo que puede ser condicionante para descubrir porqué las personas podemos hacer estos gestos, ya que cuando alguien señala una cosa, no pareciera que se estuvieran utilizando los dedos como una flecha, si no que estos están “pinchando” al objeto dentro del campo visual del sujeto que realiza la acción.

Es a raíz de esto que los expertos creen que este gesto en particular puede generarse como un acto involuntario el cual puede estar relacionado con los deseos de hacer “contacto”, en el caso de un bebé.

El estudio

Para llevar a cabo esta investigación los científicos realizaron dos experimentos. En el primero participaron varios bebés en un rango de edad de 18 meses, en los cuales se estudió si ellos realmente usaban este gesto con sus dedos porque intentaban tocar el objeto o si realmente estaban señalándolo, entendiendo la concepción es espacio.

Los investigadores midieron los ángulos entre los dedos de los bebés mientras estos realizaban la acción, descubriendo que la punta de cada dedo parecía estar en contacto con el objeto y su trayectoria se trazaba en una perfecta línea recta.

El segundo experimento se basó en predecir si las personas realmente intentan tocar el objeto o realmente quieren tocarlo, obteniendo como resultado que en general las personas apuntan de manera confiada a sus objetivos en ángulos diferentes pero demostrando que la fuerza del impulso al orientar la mano es similar a que si esta quisiera tocarlo.

Resultados llamativos

El experimento final trató sobre que a los participantes se les mostraron imágenes de una cara y gestos de señalización ambiguos y se les pidió a todos los participantes que decidieran si los gestos transmiten una flecha o una intención de tocar.

Los resultados fueron claros, ya que los niños de seis años y los adultos etiquetaron con precisión las imágenes y también pudieron decir cual de las copas era el foco de la imagen según el ángulo y donde estuviera ubicada la imagen en cuestión.

En cambio, los bebés eligieron la copa que estaba mirando la persona en la imagen, independientemente de lo que estaba haciendo el dedo. Esto ayudó a concluir a los expertos que la condición de “dedo flecha” no significa nada para los niños pequeños.

Los investigadores concluyeron: “Los bebés interpretan los gestos de señalar como si fueran intento de tocar las cosas, no como flechas”.