Te puede interesar

Encontró un murciélago atrapado en la tela de una araña

Albahaca contra a intoxicación alimentaria

Para usar WhatsApp, deberás tener por lo menos 13 años

Olvídate del estrés con estos 8 tips

La enfermedad más común de la época actual puede controlarse con detalles sencillos, gratuitos y eficaces. Toma nota y no dejes que las presiones de tu entorno te afecten

No necesitas dar detalles, todos nos hemos sentido estresados alguna vez, especialmente en la época actual donde las prisas y los pendientes nos hacen sentir que el día no alcanza y que estamos a nada de explotar. Tranquila, Marty Nemko, coach personal reveló ocho remedios para reducir el estrés, sencillos, gratuitos y eficaces.

El detalle está en que cuando no eres capaz de controlar y reducir tu estrés, empiezan a aparecer enfermedades más tangibles, por lo que trabajarlo a tiempo es crucial para que tu salud permanezca en buen estado, logres ser lo más productiva posible y te sientas satisfecha con lo que has logrado.

En colaboración con Psychology Today, Mary Nemko reveló estos remedios libres de cualquier sustancia, actos pequeños pero de gran significado que te harán ver la vida distinta y reconocer lo mejor de tu entorno aunque el panorama no luzca alentador. Toma nota, practica y relájate:

Medita por las mañanas

Toma un par de minutos al despertar para imaginar tu día e imaginar cómo aprovecharlo al máximo, busca algo que te haga salir de la cama con emoción. Es probable que no todo salga bien, pero ese ánimo mañanero te ayudará a hacer todo con una actitud positiva y a encontrar las soluciones que sean necesarias.

UNA RUTINA DE PAZ

Los seres humanos amamos el control, saber los resultados y poder confiar en que lo estamos haciendo bien, por eso esta rutina es clave. Despertarte, poner el café, disfrutar una buena temperatura en el agua de la regadera, ver a tu mascota. Esto genera la idea de que pase lo que pase, todo estará bien.

Trabaja algo sencillo pero importante

Los buenos resultados de algo te harán imaginar y sobretodo creer que así será con el resto de tus actividades, te recuerda lo buena que eres para lograr lo que te propongas, es como el empujón inicial para todo lo demás.

Mira por 30 segundos algo realmente lindo

Una flor en tu escritorio, una foto de algún ser querido, un mensaje de texto de tu pareja, incluso la nada, dar medio minuto de tu atención a algo que te parezca bello, o que te permita relajar tu mente, te ayudará a recuperar la paz. También cuenta ver por la ventana si tienes alguna cerca, aprovéchala.

Escribe un diario

Esto te permite analizar cada situación a detalle, de manera que tú misma encontrarás consuelo y respuestas. Puede ser un blog o un diario tradicional, no necesitas compartirlo, es un momento para hablar contigo misma para poner orden en tu entorno, establecer verdaderas prioridades y escucharte, eres quien mejor te conoce.

Lee en voz alta

Esto te permite tomar un respiro de todas las prisas, te obliga a detenerte y a entender mejor alguna situación por la que estés atravesando. Puede ser que le leas a otra persona o no, lo importante es que tomes este tiempo para calmarte.

Escucha música tranquila

La música hace maravillas en nuestro cerebro y nuestras emociones, elige temas que no tengan letra, que te provoquen calma, solo cierra los ojos y déjate llevar. Puedes buscar alguna lista de reproducción en aplicaciones musicales o tú misma elegir.

DAR UN ABRAZO

Una persona, tu mascota, lo que gustes, el punto es que descanses en alguien más. No es necesario hablar, solo sentir ese apoyo para recordar que ese gran peso que sientes puede aligerarse al confiar en alguien, recordar quién te apoya o quién te espera al finalizar el día. Un abrazo puede hacer maravillas.