Te puede interesar

Todo lo que debes saber de la vitamina C

Facebook: usuarios cada vez más activos pese a criticas

México será candidato al Consejo de Seguridad de la ONU en 2020

Las frases que más dañan una relación

Las parejas no son perfectas, no importa qué tan bien se vean sus fotos en redes sociales o cómo se desenvuelvan en eventos públicos, siempre habrá algún desacuerdo. Es aquí donde alguien puede convertirse en el verdugo de la relación, pues si no ambos no cuidan su lengua, podemos caer en esas frases con las que insultas a tu pareja sin darte cuenta.

Y es que las palabras hablan de lo que hay en nuestro corazón y esos momentos donde el enojo se apodera de nosotros, sale a flote todo aquello que tratamos de ocultar.

Estas son algunas de las frases que revelaron que más daño hacen a la pareja sin darnos cuenta. Te decimos qué siente y cómo remediarlo:

No se trata de ti

Esta es una forma perfecta de excluirlo de tu mundo y hacerle sentir que lo que te aconseje no importa, incluso hacerlo sentir que no es necesario en tu vida porque te las puedes arreglar sola. Sí, no es tu héroe, no dependes de él, pero si vas a excluirlo, entonces no necesitas una relación.

Si algo así “se te sale”, discúlpate y explica por qué sientes o crees que no entiende lo que ocurre. Tal vez sea una oportunidad para revelar algo importante de tu vida y fortalecer la relación.

Estás exagerando

Estás diciéndole que lo consideras inmaduro y por debajo de tu nivel. En lugar de ello, opta por hablar detalladamente del problema, de compartirle tu perspectiva y escúchalo, así podrán llegar a un punto medio.

Como quieras

No se trata de darle por su lado sino que hagan un acuerdo, y esta frase solo demuestra que ya no quieres seguir abordando el tema, que no te importa o peor aún, que al no solucionarlo puede reaparecer más adelante. No dejes discusiones inconclusas, si sientes que no estás en condiciones de hablar, respira profundo y pide tiempo para calmarte.

No hay ningún capítulo que pueda terminar sin punto final o con puntos suspensivos.

Estás loco

Bravo, es la mejor manera de decirle que sus ideas no sirven y que solo tú tienes la razón. Lo mejor es escuchar, aclarar sus dudas y entonces hablar de lo que te molesta para que él también se ponga en tus zapatos. La empatía no se trata de justificar lo que el otro dice o hace, sino de entender por qué y juntos, ayudarnos a ser mejores.

¿Te enojaste por eso?

Esta frase minimiza lo que tu pareja siente, puedes hacerlo sentir tonto o ridículo, cuando no se trata de eso, sino de que ambos aprendan a confiar en sí mismos y en su relación. No tomes esto como tropiezos sino como oportunidades de aprender. Recuerda que tu pareja y tú han tenido vidas distintas, jamás pensarán igual, respétalo y te respetará.

No te creo

¿Realmente crees que tu pareja diría algo para lastimarte? A menos que te haya mentido antes o te conste que está diciendo mentiras, esta frase no va. Si no crees en él, en lo que es, en lo que siente por ti, entonces ¿qué hace en tu vida? Si dudas de lo que dice pide más detalles para confirmarle, pero no le restes valor a sus palabras.

Déjate querer

Esta es otra forma de faltarle al respeto a sus sentimientos, está bien que algo nos moleste y expresarlo, preocúpate o moléstate cuando no lo diga porque entonces solo será una bomba que estallará en el momento menos indicado. No por ser pareja deben obligarse a hacer cosas que no les agradan.

En calma hablen al respecto sobre por qué se incomodan y entonces podrán construir un acuerdo donde ambos se respeten, se apoyen y se amen.

Es tu culpa

Con esta frase demuestra egoísmo, pues en una pareja los problemas siempre son de dos. Si le achacas todos los problemas a tu pareja, estás evadiendo tu responsabilidad y así los problemas jamás se van a solucionar. Si no pones de tu parte para solucionar las cosas, tu pareja no podrá hacer todo el trabajo por los dos.

Si lo llegas a decir, discúlpate, habla de lo que sientes y escúchalo para que en lugar de buscar culpables se enfoquen en soluciones.

Te lo dije

Es muy parecido al punto anterior. Si tu pareja se equivoca en algo, no necesita que le juzgues, sino que le apoyes y le animes. Lo que menos necesita es otro juez o sentirse peor, anímale.

“Mi ex…”

Este punto no tiene mucha discusión, si mencionas a tu ex tu pareja pensará que aún te interesa y por lo tanto, pondrá fin a la relación. Este será sólo el principio de muchos desacuerdos. Recuerda, tu ex pertenece al pasado, tu pareja es el presente y si quieres que sea futuro, no hay lugar para tu ex a menos que tengan hijos en común.

El amor no es sólo un sentimiento, es algo que se decide día a día y cuando alguien te importa, vas a decidir lo mejor para los dos, ánimo.