martes , noviembre 12 2019

Te puede interesar

Cáscara de mandarina vs el estrés e insomnio

Motivos por los que puedes estar perdiendo el cabello

Investigan a piloto de avión que permitió a pasajera tomar el mando

Hallan relación entre el alto consumo de alcohol en muejres y su inteligencia

Esas noches de fiesta pueden ser indicio de que tu habilidad mental es superior al promedio. Nuevo estudio asegura que las mujeres inteligentes beben más alcohol, ¿será? Descubre las razones que dan los especialistas.

De acuerdo con la London School of Economics, el nivel educativo está asociado con mayor tendencia a consumir alcohol diariamente, lo que aumenta el riesgo de desarrollar problemas con la bebida y alcoholismo.

Es más, el estudio afirma que aquellas con alguna formación universitaria eran hasta 80% más propensas a beber la mayor parte de la semana que las mujeres sin educación profesional.

Francesca Borgonovi y Maria Huerta, autoras del estudio, explican que esto puede deberse a múltiples factores, como:

Acceso y facilidad de consumir alcohol.

Mayor tensión laboral.

Mayor cantidad de compromisos sociales.

Mayor éxito y poder adquisitivo.

Retraso o desinterés por tener hijos y casarse.

Menos creencia de estereotipos machistas (no se creen que la mujer no deba tomar).

Mujeres, más responsables que hombres

Quizá no te sorprenderá leerlo, pero las mujeres suelen sobrellevar de mejor manera los retos a los que se enfrentan y su consumo de alcohol no es la excepción.

Perder el trabajo, romper con relaciones sentimentales y tener problemas legales son consecuencias del alcoholismo mucho más comunes en el mundo masculino.

Esto se puede deber a que los hombres suelen ser más impulsivos, además de que las mujeres, lamentablemente, se siguen enfrentando a estigmas sociales mucho más rígidos que ellos.

Niñas inteligentes, ¿en mayor riesgo de beber alcohol en el futuro?

Las buenas calificaciones y habilidades en la infancia siempre son motivo de alegría para padres e hijos.

Sin embargo, el National Child Development Study (NCDS) de Inglaterra ha encontrado una asociación entre las habilidades en la primera infancia y el consumo de alcohol después de la adolescencia.

De acuerdo con esto, los alumnos que durante la educación primaria fueron catalogados como “muy brillantes” declararon consumir alcohol al menos una vez a la semana y emborracharse una vez al mes.

En contraste de los catalogados como “poco brillantes” en quienes es menos frecuente el consumo de alcohol.

¿Quiénes beben más? ¿Hombres o mujeres?

Si bien se ha visto un aumento en la cantidad de mujeres que beben de forma regular, siguen siendo ellos quienes más recurren a la botella, hasta el nivel de causar adicción.

Un artículo publicado en la revista Biological Psychiatry explica que esto ocurre gracias a la dopamina, también llamada hormona de la felicidad, que es liberada en mayor cantidad cuando un hombre consume alcohol que cuando es una mujer quien lo hace.

Sin embargo, conforme beber se hace cada vez más común, el cerebro masculino reduce drásticamente las concentraciones de dopamina, lo que hace que el hombre beba más alcohol, aumentando el riesgo de desarrollar alcoholismo.

Por el contrario, el cuerpo de las mujeres mantiene mejor los niveles de esta hormona, por lo que es más difícil que desarrolle la adicción al alcohol.

¿Qué hago para beber menos?

Si te sentiste identificada con lo anterior, te dejamos 5 recomendaciones que puedes poner en práctica para moderar la cantidad de alcohol que consumes:

No compres para guardar en tu casa. Tenerlo en la alacena siempre es tentación.

Pon tu distancia con tu grupo de amigos o el círculo social con el que sueles beber.

Haz ejercicio y come sanamente para depurar tu cuerpo.

Ocupa tu tiempo en otras actividades, como pasatiempos.

Busca ayuda si sientes que es necesario.

Si bien estos consejos no curan por completo tu problema, sin duda son una buena forma de dar el primer paso.

Ya lo sabes, el hecho de que en promedio las mujeres inteligentes beben más alcohol no significa que sea lo más indicado. Acude a un especialista si sientes que tu manera de beber se ha salido de control.