domingo , septiembre 22 2019

Te puede interesar

Francia detiene ensayo clínico ilegal en enfermos de alzheimer y párkinson

Chicharito se estrena en Sevilla FC

Twitter cierra miles de cuentas de noticias falsas en todo el mundo

El secreto de los ambidiestros se encuentra en su cerebro

Todos hemos intentado escribir con la otra mano, pero menos de 1% de las personas nacen con esta habilidad. Descubre por qué hay ambidiestros y lo que ocurre en los cerebros de quienes tienen esta capacidad.

El 89% de las personas son diestras, 1 de cada 10 son zurdas y el resto se consideran ambidiestros , es decir, que tienen la misma capacidad de realizar trabajos de motricidad fina (como escribir y dibujar) con ambas manos.

Si bien esto suena como una gran habilidad, es sólo uno de los efectos de conexiones neuronales distintas al promedio.

La clave está en el cerebro

Todos sabemos que este órgano está dividido por hemisferios (izquierdo y derecho) que regulan distintos ámbitos de nuestra mente como lenguaje, pensamiento lógico y movimientos corporales.

A esto se le llama lateralidad, característica cerebral que ayuda a dividir de mejor manera las partes especializadas del cerebro. Sin embargo, esta división no es del todo exacta.

A decir verdad, la mayor parte de las personas tienen un hemisferio dominante que determinará su habilidad manual. Cuando ambos lados del cerebro tienen el mismo nivel de desarrollo se le llama ambidextría.

¿Por qué hay gente ambidiestra?

Aunque aún no se conocen a ciencia cierta las causas de la ambidextría, se cree que tiene un origen genético.

De acuerdo con la organización eLife Sciences, existen genes específicos que determinan el desarrollo del sistema nervioso del feto.

Lo más sorprendente del estudio es que se detectó mayor fuerza y actividad en los movimientos del brazo que terminaría siendo dominante, mucho antes de que el sistema nervioso del feto estuviera terminado.

Esto también explica porque la ambidextría es más común en familias con personas zurdas o gente ambidiestra. Sin embargo, hasta el día de hoy es imposible predecirlo o alterarlo.

¿Te puedes volver ambidiestro?

Esta es una de las preguntas más recurrentes y es que, al tratarse de una habilidad, muchos consideran que poder hacer lo mismo con ambas manos es algo que se puede desarrollar.

La respuesta es un rotundo no, porque como ya vimos, es algo que tiene su origen en la genética, por lo que es imposible de modificar.

Sin embargo, hay actividades que pueden ayudar a las personas a ejercitar las conexiones neuronales entre los dos hemisferios, lo que ayuda al desarrollo del lado no dominante del cerebro, como:

Tocar un instrumento musical que requiera ambas manos.

Hacer ejercicios de coordinación.

Hacer tareas diarias con la mano no dominante (como lavarse los dientes, abrir la puerta, entre otras).

Escribir y dibujar con la mano no dominante.

Pero cuidado, ahora que sabes por qué hay gente ambidiestra, puedes imaginar que esto únicamente funciona para mejorar las habilidades motoras de las personas (en especial de niños), no para desarrollar ambidextría.

¿Ser ambidiestro tiene desventajas?

Como todo lo poco común, la gente ambidiestra se ha enfrentado a prejuicios que, como todos, son más un error que un hecho.

La verdad es que las personas con esta condición pueden llevar una vida normal, ya que no es por sí sola una limitante.

Sin embargo, una investigación publicada en la revista Neurology descubrió que las conexiones neuronales de las personas ambidiestras y zurdas pueden dificultar la adquisición de otras habilidades.

Usualmente, esta condición se asocia a un mayor riesgo de tener dificultades para la concentración y las habilidades del lenguaje como:

Dificultad para leer o dislexia.

Tartamudeo.

Trastorno de déficit de atención.

Hiperactividad.

Es importante precisar que sólo se trata de mayor dificultad para realizar actividades, no una discapacidad, por lo que la gente con ambidextría es perfectamente capaz de desarrollar estas habilidades con el apoyo correcto desde la infancia.

Por el contrario, también se asocia esta condición con una mayor habilidad imaginativa y creatividad. Puede que esa sea la razón de que grandes personajes como Leonardo Da Vinci fueran ambidiestros.

Ahora que resolvimos tu pregunta de ¿por qué hay gente ambidiestra? Recuerda que cada cerebro es un mundo y, como tal, merece ser entendido y desarrollado de forma particular. Ser ambidiestros no es nada malo, sólo significa que el cerebro se conectó de forma especial.