Te puede interesar

¡Alerta! Estos son los alimentos que te envejecen

¿Cuál es la forma correcta de beber agua?

Científicos exploran la posibilidad de “rejuvenecer” el cerebro 30 años

El lado negativo del agua para tu cabello

Aunque el agua es un elemento que aporta vida al cabello, lo hidrata y lo mantiene saludable, el exceso puedo dañarlo, así lo explican estilistas profesionales.

Los expertos precisan cinco consecuencias de lo que puede ocurrir con tu melena si te pasas de agua, bien porque te lo mojas a diario en la ducha o porque vas mucho a la alberca o playa. Estilistas precisan que debes estar pendiente qué cantidad de agua llega a tu cabello y cómo la utilizas.

Aquí te dejamos cinco cosas que no debes hacer con tu cabello cuando está mojado y alguna de las consecuencias de tanta agua sobre él:

Mojar el cabello sin nutrirlo

Olvídate de llevar el cabello mojado sin sentido ya que puedes hacer que se quiebre porque sacas los nutrientes de la melena, esto sucede porque la hebra se hincha de tanta agua. Si por ejemplo haces deporte lava con champú un día y los otros aplica acondicionador para que las hebras no se maltraten, por el contrario, así las hidratas.

El agua con mucho cloro

El cloro o la sal del agua quedan como residuo en el cabello y eso hace que la melena pierda brillo, se vea opaca y se sienta dura. Debes lavar muy bien para que salgan los residuos y así evitar que se dañe tu melena.

Mucha agua reseca el cabello

Aunque no lo creas, el exceso de agua en el cabello puede resecarlo. No debes usar el agua sola, cuando mojes el cabello siempre debes colocar algún producto que ayude a retener esa agua como un acondicionador sin enjuague o un aceite liviano.

Cabello húmedo y amarrado

El cabello húmedo amarrado no respira. Así que mejor déjalo suelto para evitar que se quiebre y dañe.

Enfermedades del cuero cabelludo

Si tu cuero cabelludo se la pasa húmedo puede ocasionar afecciones como los hongos. Procura, dividir tu cabello en varias secciones y dejar que el aire libre y el sol toquen tu cuero cabelludo.