Te puede interesar

Regreso a clases: una visión saludable es clave para el aprendizaje

Si no duermes, podrías desarrollar alguna enfermedad cerebral

Estos son los trastornos de sueño más frecuentes

Cuidado con el cáncer de colon

El cáncer de colon y de recto o colorrectal es el cuarto padecimiento oncológico más frecuente entre los mexicanos y en el mundo.

  • Responsable de 700,000 muertes al año.
  • Menos de 5% de los pacientes con diagnóstico en etapa avanzada sobreviven cinco años después.
  • El colon y recto ( intestino grueso) conforman la última porción del sistema digestivo, el cual inicia en la boca.
pixabay.com

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2002 este tipo de cáncer reportó una incidencia de 3.5% en México,  mientras que en 2012 dicha estadística creció a 5.8% y hoy ocupa el 40   lugar entre las enfermedades oncológicas más frecuentes en el país.

Asimismo, un reciente informe de la OMS y la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer señala que se ha registrado un aumento “alarmante” de nuevos casos de padecimientos oncológicos, sobre todo de pulmón, mama y colorrectal, de ahí la urgente necesidad de aplicar estrategias eficaces de prevención para limitar su incidencia.

Un cáncer colorrectal en etapas avanzadas implica que las células malignas ya han invadido otros órganos o tejidos, lo cual se conoce como metástasis. Las áreas más comunes hacia las cuales se extiende el cáncer colorrectal son el hígado, el revestimiento del estómago y los pulmones; se calcula que entre 50-60% de los pacientes diagnosticados con cáncer de colon y recto desarrollarán metástasis.

Si bien existen factores de riesgo inevitables, como ser mayor de 50 años, contar con un historial personal o familiar de cáncer colorrectal, así como otros aspectos hereditarios, es posible reducir las probabilidades de desarrollar este padecimiento oncológico atacando sus factores de riesgo.

pixabay.com

Las recomendaciones:

  1. Hazte la prueba: Realizarse exámenes de detección de cáncer colorrectal es una de las armas más poderosas para prevenirlo. Una prueba de detección anual tras cumplir 50 años de edad, puede hacer la diferencia.  Además, si hay antecedentes familiares u otros factores de riesgo, como enfermedad inflamatoria intestinal, es necesario iniciar los exámenes a una edad más temprana.
    pixabay.com
  2. Más frutas, verduras y fibra: Una alimentación rica en frutas, verduras y granos integrales ayuda a prevenir el cáncer colorrectal, debido al alto contenido de vitaminas antioxidantes (A, C y E) y carotenioides en frutas y verduras, así como a la capacidad de la fibra para eliminar sustancias que favorecen el desarrollo de cáncer.
    pixabay.com
  3. Menos carnes rojas: Una dieta con elevado consumo en carnes rojas, salchichas, embutidos y carnes frías elevan el riesgo de cáncer colorrectal. Asimismo, freír, asar o cocinar a la parrilla carnes a altas temperaturas genera sustancias químicas que pueden incrementar el riesgo del tumor.
  4. Limita el consumo de alcohol: Múltiples estudios asocian el consumo excesivo de alcohol con el desarrollo de cáncer colorrectal. 
  5. Dile adiós al cigarro: Fumar entre 20 y 35 paquetes de cigarrillos al año aumenta el riesgo de sufrir cáncer colorrectal.
pixabay.com
  1. Haz ejercicio:  Una meta recomendable es hacer ejercicio 30 minutos al día la mayor parte de la semana, aunque lo ideal es ejercitarse una hora diariamente. A mayor intensidad del ejercicio, más beneficios.

Fuente: American Cancer Society.

Tumores malignos que causaron más muertes en el mundo en 2018

Pulmonar

Mamario

Colorrectal

Próstata

Gástrico

Fuente: Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer

Cánceres más comunes en mexicanos:

Próstata
Colorrectal
Testicular
Pulmonar
Gástrico

Fuente: Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer

Cánceres más comunes en mexicanas:

Mamario
Tiroides
Cervicouterino
Cuerpo uterino
Colorrectal

Fuente: Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer

Por Alejandrina Aguirre Arvizu