Te puede interesar

Todo lo que debes saber de la vitamina C

Facebook: usuarios cada vez más activos pese a criticas

México será candidato al Consejo de Seguridad de la ONU en 2020

Un nuevo hueso tipo espina estaría creciendo en jóvenes debido al uso del celular

El uso del celular habría generado la aparición de una especia de espina en el cráneo humano. Así lo indica un nuevo estudio.

El uso intensivo del celular produce varios  problemas físicos, entre ellos, nos está haciendo perder la vista, pero ahora, la ciencia descubrió otro mal que le produce el celular al ser humano: Se trata del nacimiento de un extraño hueso justo encima del cuello, en la base del cráneo. Y a quienes más afecta es a los jóvenes.

Este hueso crece por la posición que se emplea para mirar el celular, con la cabeza un poco inclinada hacia adelante. El fenómeno se descubrió mediante pruebas del equipo de investigadores de la Universidad de Sunshine Coast, en Australia.

En ese sentido encontraron que algunas personas generaron una protuberancia, similar a un pico, justo encima del cuello, esto es sobre la base del cráneo.

“Soy médico por 20 años y sólo en la última década he descubierto que mis pacientes tienen este crecimiento en el cráneo”, dijo a la BBC David Shahar.

Se trata de uno de los científicos de dicho centro universitario. La deformación, también conocida como “protuberancia externa occipital.

La protuberancia se puede detectar con los dedos, o en el caso de las personas calvas, es posible verla desde atrás.

El fenómeno era estudiado por los investigadores desde el 2016

Mediante radiografías descubrieron que los adolescentes y jóvenes son los que más sufren de este mal, a través de radiografías de la columna cervical lateral de personas de entre 18 y 30 años de edad descubrieron 218 casos, todos ellos tienen esta protuberancia occipital externa.

El fenómeno vulgarmente se llama “cuello de texto”, y es fácil de entender porqué se usa esta denominación.

Al mirar celulares o tablets, el cuello debe colocarse en una posición no natural para mantener la cabeza en su lugar.

En tanto la inclinación hacia adelante para ver las pantallas de los dispositivos genera una exigencia adicional al cuello.

Este esfuerzo prolongado hace que el cuerpo construya nuevos tejidos óseos para aumentar el área de superficie que sostiene esta masa.

El doctor australiano David Shahar explicó: “Mantener esta posición por periodos prolongados de tiempo puede aumentar la presión en la coyuntura”.

Ahí es donde los músculos del cuello se adhieren al cráneo, y es probable que el cuerpo responda creando nuevos tejidos óseos, lo que origina a esa protuberancia.