Te puede interesar

Todo lo que debes saber de la vitamina C

Facebook: usuarios cada vez más activos pese a criticas

México será candidato al Consejo de Seguridad de la ONU en 2020

¿Sabes de qué tipo es tu hambre?

Tener hambre, es decir esa sensación que indica la necesidad de comer, es natural en todos los seres vivos, vaya es una necesidad fisiológica. Sin embargo, existen diferencias entre el hambre física y el hambre emocional, ¿cuál te gana?

Según especialistas de Mayo Clinic, es importante identificar por qué comemos para controlar nuestro peso. Por ello, aconsejan que cuando queramos ingerir algún refrigerio, hagamos un alto y pensemos si tenemos hambre, o si más estamos enojados, tristes, estresados y tratamos de calmar esas sensaciones comiendo.

Entonces, cuáles son las distinciones entre el hambre física y el hambre emocional, toma nota.

Hambre emocional

– Es difícil de saciar
– No obedece a una necesidad fisiológica sino a una carencia o hueco emocional
– Es motivada por un impulso
– Suele desatar antojo por alimentos muy dulces o salados
– Causa culpa

Hambre física

– Se da como resultado de una necesidad fisiológica
– Se sacia fácilmente
– No genera culpa
– Genera satisfacción

Ahora que ya sabes de qué van cada una, detecta cuál te gana, y si es el hambre emocional, no estaría mal que buscaras ayuda terapéutica para aprender a controlar y trabajar tus emociones para que estas no te hagan comer de más y logres sentirte bien.