viernes , diciembre 6 2019

Te puede interesar

¿Qué regalar a los niños en Navidad?

Trump, entre riesgos de juicio político, negocia con México

pxhere.com/5/12/2019

5 consejos para emprendedores

El curioso caso de la mujer de los órganos invertidos

Un hombre de 66 años acudió a un hospital en Estados Unidos debido a tos y dolor en el pecho, pero luego de ser examinado se enteró que sus órganos internos están invertidos: su corazón está a la derecha, el hígado a la izquierda y así sucesivamente.

Este caso se publicó recientemente por un equipo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts (EU), que aunque no precisa el nombre del paciente, señala que recient emigró a EU luego de vivir en un campo de refugiados por 20 años.

Al paciente se le diagnosticó una infección respiratoria superior y, después de recibir antiinflamatorios como tratamiento para el dolor, se recuperó en unos días.

Casos como los de este paciente de órganos internos invertidos, se conoce como “situs inversus totalis” y afecta aproximadamente a una de cada 10,000 personas.

Algunos de los que padecen esta condición congénita llegan a gozar de toda una vida saludable sin siquiera conocer su estado, como en el caso recientemente estudiado.

Por otro lado, las personas que sí tienen conocimiento de su condición a veces llevan una pulsera que lo indica, para que en eventuales situaciones de emergencia los médicos no se equivoquen de lado del cuerpo al realizar una cirugía.

A propósito de estos casos, se recuerda que hace algunos años se reportó el caso de la estadounidense Rose Marie Bentley, quien por toda su vida tuvo los órganos –excepto el corazón– del ‘lado equivocado’ del cuerpo y nunca llegó a enterarse.

La mujer falleció por causas naturales en octubre de 2017, a la edad de 99 años, sin saber nada de su condición, que en ese particular caso recibe el nombre de ‘situs inversus’ con levocardia.

La mujer había donado su cuerpo a la Universidad de la Salud y la Ciencia, de Oregon (Portland, EU), y fue al examinarlo en una clase de anatomía cuando un grupo de estudiantes descubrió su rara condición congénita.