Te puede interesar

Encontró un murciélago atrapado en la tela de una araña

Albahaca contra a intoxicación alimentaria

Para usar WhatsApp, deberás tener por lo menos 13 años

El 50% de los casos de depresión empiezan a los 40 años, según estudio

La depresión, un problema de salud pública que no distingue clases sociales ni etnias. Todo lo que hay que saber sobre la patología.

La depresión es una problema de salud mental que cada día se vuelve más frecuente. Tanto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en el año 2020 se convertirá en la segunda causa de incapacidad en el mundo.

Este dato resulta alarmante ya que se ubicaría sólo detrás de las enfermedades isquémicas como los infartos, la insuficiencia coronaria y los accidentes cerebrovasculares. A la vez que en el año 2000 se ubicaba en el el cuarto lugar de este ránking.

Qué es

El Dr. Alexis Mussa, especialista en psiquiatría, sostiene que “constituye un problema de salud pública” por lo antes dicho y porque no distingue clases sociales ni etnias.

La depresión se puede identificar por la “la sensación de sentirse triste, decaído emocionalmente y perder interés en las cosas placenteras”, según el Dr. Mussa.

El especialista también advierte sobre la naturalización de la enfermedad: “Es muy común creer que la depresión es normal en personas mayores, adolescentes, mujeres menopáusicas, madres primerizas o en personas que padecen enfermedades crónicas”.

Sin embargo, necesita la misma atención que otras patologías. Con la ventaja de que es una enfermedad tratable, al igual que muchas otras, mientras se obtenga un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

¿Están identificados los grupos de riesgo?

Si bien el pico de inicio del trastorno depresivo mayor se sitúa alrededor de los 40 años, representan al 50% de los pacientes, el trastorno se inicia entre los 20 y los 50 años.

Además, es es posible que comience durante la infancia o en la vejez y muchas veces está relacionado con el consumo de alcohol y otras sustancias en menores de 20 años.

Algunas cifras para tener en cuenta:

– Tiene una prevalencia dos veces mayor en las mujeres que en los hombres.

– El 10% de las madres sufre depresión postparto.

– La depresión en ancianos va de 2 a 4 % y aumenta a 12% en quienes están hospitalizados por causas médicas y trepa hasta el 16% en residentes geriátricos.

-Los estudios advierten que el peligro de desarrollar depresión aumenta un 6% en aquellas personas que han padecido un episodio depresivo mayor.

Síntomas

Aunque existen diversos criterios para diagnosticarla, existen algunos parámetros comunes:

– La persona esté deprimida la mayor parte del día casi todos los días.

– Disminución acentuada del interés o placer por todas -o la mayoría- de las actividades.

-Variaciones en el apetito, adelgazamiento significativo sin dieta o aumento de peso.

-Insomnio o la hipersomnia se encuentran entre los factores necesarios para detectar depresión en un paciente.

-Agitación o retardo psicomotor casi todos los días, astenia o menor energía la mayoría de los días.

– La persona se siente inútil o excesivamente culpable de manera constante.

-Disminución de la capacidad de pensar o concentrarse, o la indecisión

-Ideas recurrentes de muerte que incluye el miedo a morir, idea de suicidio recurrente pero sin un plan o intento específico para cometerlo.

Si una persona cercana presenta al menos 5 de estos síntomas, debe consultar a un médico psiquiatra.