Te puede interesar

Encontró un murciélago atrapado en la tela de una araña

Albahaca contra a intoxicación alimentaria

Para usar WhatsApp, deberás tener por lo menos 13 años

Beneficios del deporte en tu cerebro

Siempre es conveniente que cuando alguien se plantee realizar una actividad física, consulte con un profesional que pueda asesorarle sobre el tipo de ejercicio más adecuado según sus características y objetivos.

https://pixabay.com/es

La consulta con el experto puede evitar lesiones o fatiga excesiva que al final pueden provocar el abandono de la actividad. Los estudios han mostrado hasta ahora que obtenemos beneficios siempre que llevemos a cabo una actividad física de forma constante, es decir, practicándola unas tres veces por semana y con una duración mínima de treinta minutos. Se ha podido observar también que cuando dejamos de practicar dicha actividad los beneficios, o al menos algunos, desaparecen, por lo que es importante instaurar el deporte como un hábito en nuestra rutina diaria, recomienda el médico Mario Alberto Molás Ramírez, miembro del Consejo Médico de Herbalife Nutrition.

https://pixabay.com

El experto en nutrición clínica recomienda la práctica regular de ejercicio para tener un cerebro saludable y bajar de peso.

  1. La actividad física ayuda contra la depresión y ansiedad

En las consultas de control de peso, el paciente puede seguir una dieta y lo más difícil es convencerlo de practicar algún tipo de ejercicio, señala el especialista en nutrición deportiva.  A la persona con sobrepeso hay que darle confianza al realizar algún deporte, que ayuda a reducir la depresión y ansiedad. Este efecto es provocado por la liberación de B-endorfinas, que actúan directamente sobre el cerebro produciendo una sensación de bienestar y relajación.

2. Liberación de dopamina, serotonina y noradrenalina

Estas moléculas están implicadas en la regulación de las emociones, por lo que la práctica de ejercicio físico de forma constante puede ayudar a prevenir y aliviar síntomas de ansiedad y de depresión. La serotonina, la “hormona de la felicidad” nos mantiene eufóricos y contentos, dice el experto.

https://pixabay.com

3. Mejora de la autoestima

Realizar ejercicio de forma constante aumenta la autoestima, ayuda a tener una autoimagen más positiva y mejora la calidad de vida. “El ejercicio físico, hace que nos cansemos menos. El efecto físico se verá reflejado de tres a seis meses, depende de tu constancia. Lo importante es que te sientas bien contigo mismo con objetivos y metas reales. Puedes comenzar corriendo un kilómetro y enfocar nuevas metas, que parecían imposibles, así tonificas los músculos, pierdes grasa y, en consecuencia,  bajas de peso mejor, lo que va a repercutir de forma directa en una mejor valoración de ti mismo”, señala el especialista.

4. Menor degeneración neuronal

Ha podido constatarse que algunas habilidades cognitivas en personas mayores eran mejores en quienes practicaban algún tipo de actividad que en aquellos que no lo hacían. Esto supone que la práctica de ejercicio ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas.  El cerebro ‘graba’ cada movimiento y repetición del ejercicio.  Al regresar a esas acciones, el órgano ya no piensa y analiza sino por costunbre, señala el experto, quien recomienda la natación, jugar fútbol y las artes marciales enfocados en la psicomotricidad y el movimiento de músculos.

https://pixabay.com

5. Mejora del rendimiento escolar

Las habilidades cognitivas que se han visto favorecidas son la memoria de trabajo, la atención y el control inhibitorio. Una mejora de la sincronización de la persona se encuentra relacionada de forma positiva con la mejora del rendimiento académico. Estos beneficios están relacionados con un aumento del flujo sanguíneo del cerebro, una mejor asimilación de nutrientes y una mayor activación.

6. Mejora de la función cognitiva y sensorial del cerebro

Esto sucede gracias a que el ejercicio que mejora la supervivencia de las neuronas y una de las áreas beneficiadas es el lóbulo frontal, responsable de los procesos cognitivos complejos o funciones ejecutivas, como la atención, la memoria de trabajo o el control conductual. Además,  aumenta los niveles de oxigeno relacionado con un mejor metabolismo, ayuda en la coordinación de movimientos repetitivos. “Si estás estresado y practicas algún ejercicio, el ‘cerebro se despeja’, eso significa que puede captar y organizar mejor la información”, comenta el especialista.

https://pixabay.com

7. Favorece la socialización

La práctica de algunos deportes, sobre todo los de equipo, facilita la comprensión y asimilación de reglas como la aceptación de las normas, el respeto por el otro, la responsabilidad y el compañerismo. Además, contribuye a la disminución de la agresividad, el trabajo en equipo, la cohesión del grupo, la preocupación por los demás y la empatía. El baile es un actividad  que permite socializar, ya sea en pareja o en conjunto.

Por consiguiente, cualquier ejercicio es bueno siempre y cuando no se extralimite. “Si no estás acostumbrado al ejercicio y quieres practicar las rutinas que por 10 años no hiciste, posiblemente tendrás repercusiones negativas, advierte el maestro en nutrición deportiva.

Si puedes dar una vuelta a la cuadra y te sientes cansado. Con ese ejercicio está bien. Si mañana sólo puedes dar dos vueltas a la cuadra. Está bien. También puedes emprender, una caminata diaria en compañía de tu  perro, dejar el vehículo dos cuadras del trabajo o caminar hacia el supermercado. Así, poco a  poco mejoras tu condición física.  Lo importante es el movimiento, concluye.

 

 

Por Alejandrina Aguirre Arvizu