miércoles , agosto 21 2019

Te puede interesar

Julia: la ‘profesional’ de las protestas de México

¿Cómo se comporta tu pareja durante las peleas?

Los beneficios de la semilla de papaya

Los mitos más comunes de los preservativos

Uno de los anticonceptivo más utilizados por ser, quizá, el primero que conocemos es el condón. Al respecto, hay muchas creencias falsas con este método anticonceptivo que afectan su efectividad en el encuentro sexual.

Antes de iniciar nuestra vida sexual, recibimos consejos de nuestros padres o amistades para luego no lamentarnos de las consecuencias. Sin embargo, cuando tienes tu primer momento de intimidad llegan muchas interrogantes, pero si tú y tu pareja mantienen relaciones sexuales, no hay nada que los proteja mejor que un condón utilizado de la forma correcta.

Es importante saber que el preservativo no solo previene embarazos no deseados, sino que también de las ETS. Es por eso que en el mercado existen diferentes marcas para protegernos, es ahí donde los preservativos Prudence hacen su labor, ya que no solo te acompañan a disfrutar del sexo, sino también a experimentar una nueva sensación.

Pero, ¿sabías que existen algunos mitos sobre los condones? A continuación, te mostraremos algunas situaciones en las que hacen que muchas personas se rehúsen a usarlos. Es por eso que el condón tiene algo que decir y se dijo:

Mito1: “Me aprieta”

Más que un mito, es una excusa muy común para no usarlos. Los preservativos son bastante elásticos y también vienen en distintas tallas, incluso para aquellos que aseguran ser muy “dotados”.

Mito 2: “No lo disfruto igual”

Los condones no disminuyen la sensibilidad, pero si sientes que te ocurre esto o es algo que le ocurre a tu pareja, existen condones más delgados e igual de resistentes que pueden ayudar a encontrar el placer, como los Ultra Sensible que propone Prudence. Y si sucede lo contrario y buscas mayor estimulación y textura, no dejes de experiementar con los condones Corrugados, la propuesta de la marca promete llevarte a alcanzar niveles de placer que aún no conoces.

Mito 3: “No son seguros, los virus lo atraviesan”

Totalmente falso. Los condones son uno de los mejores métodos para evitar el contagio de una infección de transmisión sexual (ITS).

Mito 4: “El sexo oral no necesita condón”

Recuerda que la Clamidia o el Herpes también pueden ser transmitidos a través del sexo oral. Para realizarlo de forma segura, divertida y placentera hay preservativos de sabores que pueden ayudarte a vivir una experiencia diferente, por ejemplo los Prudence versión Frutilla.

Mito 5: “Usar doble condón es más seguro”

¡NO! La fricción de látex con látex es riesgosa y puede hacer que el condón se rompa fácilmente.