Te puede interesar

Chile tendrá el primer edificio de Latinoamérica que purifica el aire

Estos celulares ya no podrán descargar Whatsapp a partir del primero de julio

Según tu edad, estos son los minutos de ejercicio que debes hacer ala semana

Pueden los perros realmente predecir los sismos

Faltan pruebas científicas”, según Heiko Woith, sismóloga del Centro Alemán de Investigación en Geociencias. La creencia popular dicta que los animales como los perros pueden predecir con cierta certeza los sismos, sin embargo, especialistas que se han dado al atarea de averiguar tal afirmación, aún no pueden responder este concepto. Ahondemos un poco más en el tema. 

Es bastante plausible que no todos los comportamientos animales anormales estén relacionados con los terremotos; en su lugar, es probable que estos animales estén respondiendo a los temblores leves que preceden a los violentos, en lugar de predecir el terremoto en sí mismo.

Muchos se suelen preguntar “si podemos predecir los terremotos o no, porque hay muchos informes en Internet que afirman que un animal podría hacerlo”.

Para llegar al fondo de esta pregunta, los científicos examinaron más de 700 estudios publicados sobre comportamiento inusual entre 130 especies, incluidos insectos, aves, peces y mamíferos (en su mayoría gatos, perros y ganado) de 160 terremotos. Los registros incluían todo tipo de comportamientos, incluido un tigre que, según estaba registrado, se deprimió antes de un terremoto.

A pesar de la gran cantidad de supuestos incidentes, la información de valor real era escasa, dijo Woith. “Una gran sorpresa para nosotros fue que la gran mayoría de las afirmaciones publicadas se basaron en datos de observación deficientes (lo que significa que la mayoría de las personas no observaron adecuadamente a los animales antes, durante y después del terremoto) y, por tanto, no se consideraron pruebas científicas estadísticas”, comenta la experta.

Los investigadores encontraron que el 90% de todos los casos reportados ocurrieron dentro de los 100 kilómetros del epicentro del terremoto y con un lapso de máximo 60 días. Luego, examinaron cuándo y dónde habían ocurrido las confusiones en la región. El parecido era notable, encontraron.

“El patrón espacio-temporal es sorprendentemente similar”, expuso Woith. “A partir de esto, llegamos a la conclusión de que al menos parte del comportamiento anormal de los animales podría estar relacionado simplemente con los temblores leves que preceden al terremoto”.

Dado que aún no hay evidencia que demuestre que los animales pueden predecir terremotos, tenemos que ser escépticos ante esta afirmación.