miércoles , junio 19 2019

Te puede interesar

Militares contienen un motín de migrantes en el sur de México

Los países más ricos confían menos en las vacunas

Una mala dieta podría llevarte a tener problemas mentales

Perritos para sanar el alma: Zenit, mascota que reduce el dolor

El proyecto ‘Huellas de Colores’ que se realiza desde hace dos meses en el Hospital 12 de Octubre de Madrid con la Cátedra Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos y la Asociación PsicoAnimal ha demostrado los beneficios de la terapia asistida con perros en niños ingresados en Cuidados Intensivos Pediátricos como “tratamiento complementario que puede reducir el dolor y la ansiedad en los pacientes y mejorar el estado anímico de las familias”

El proyecto ‘Huellas de Colores’ ha demostrado que este tratamiento complementario puede reducir el dolor y la ansiedad en los pacientes y mejorar el estado anímico de las familias. Durante dos meses se han hecho 23 visitas a 15 niños y adolescentes ingresados en la UCI Pediátrica de este hospital, con una edad media de 14 años y que habían sido intervenidos quirúrgicamente o tenido complicaciones en la evolución de su enfermedad.

Para ello, se ha utilizado a Zenit, un perro rescatado de situación de abandono, recuperado y posteriormente entrenado, que realizó una visita inicial de reconocimiento de la Unidad antes de iniciar la terapia, para comprobar su adaptación al medio, comportamiento e implicación en estas circunstancias.

Los resultados obtenidos hasta el momento evidencian diferencias significativas positivas antes y después de la intervención, como disminución del dolor de hasta tres puntos -según las escalas habituales de medida de esta variable- y reducción del nivel de ansiedad y otros síntomas asociados a la patología. Además, una encuesta de satisfacción sobre el proyecto lo valora como muy positivo por las familias, con una puntuación de 9,71 puntos sobre 10.

Una vez a la semana, Zenit, un golden retriever de seis años, visita la Unidad e interactúa con los niños previamente seleccionados por los profesionales sanitarios durante dos horas, supervisado en todo momento por técnicos en intervenciones asistidas con animales y psicólogos.

Este tipo de terapia no se utiliza en ningún otro hospital del país, aunque existe experiencia en centros estadounidenses e italianos, como el Hospital Capedale Pediátrico Mayor de Florencia, que mantiene un programa de intervenciones asistidas con animales en la UCI desde hace diez años y ha conseguido constatar, no solo los beneficios positivos de la actividad, sino también que no se ha registrado un aumento de las infecciones o enfermedades derivadas del contacto con los perros.

La interacción de los niños con Zenit, “se ha convertido en un estímulo novedoso y emocionalmente atractivo para los pacientes ingresados en la UCI Pediátrica del 12 de Octubre, ya que focalizan su atención en otro ser vivo que es cariñoso y cálido, y les permite expresar sus emociones y olvidar el motivo de su ingreso en el hospital”.

En opinión de los expertos que participan en ‘Huellas de Colores’, el perro aporta un respiro terapéutico a los niños, ya que con su visita reciben emociones positivas.