Te puede interesar

La Tuta condenado a 55 años de prisión

La Libra de Facebook se une al mundo de las criptomonedas

Estudio sugiere que saltarse el desayuno está en los genes

México preserva murciélagos en las filas de polinizadores

No sólo las abejas, en nuestro país los científicos realizan labores de conservación de murciélagos para que estos sigan contribuyendo al proceso de polinización, informó este jueves el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

A través de un comunicado, la casa de estudios -una de las más prestigiosas del país- expuso que algunas especies de murciélago contribuyen al proceso de polinización, a suprimir plagas de insectos y a la dispersión de semillas, de acuerdo con su investigación.

Según datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el 75 % de los alimentos de consumo humano dependen enteramente del proceso de polinización.

La investigación del IPN evalúa las necesidades ecológicas y de conservación de la especie magueyero menor (Leptonycteris yerbabuenae).

El proyecto llamado “Rastreando Murciélagos por la Conservación: Estudio Colaborativo sobre el Comportamiento de Forrajeo de los Murciélagos Nectarívoros” analiza los movimientos de estos animales migratorios.

Y mediante el estudio se logran datos valiosos para mejorar la capacidad de conservación de la especie.

Durante un año, los científicos trabajan en el municipio de Techaluta de Montenegro, en el estado de Jalisco, y en la comunidad de Cacachilas, en Baja California Sur.

Se buscará capturar 24 murciélagos machos (12 murciélagos en cada lugar), a los cuales se les instalarán transmisores GPS para registrar sus movimientos mientras buscan alimento.

Verónica Zamora, científica del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) precisó que en México habitan 138 tipos diferentes de murciélago.

De estas, solo tres se alimentan de la sangre de animales que viven en granjas.
“El resto de los murciélagos son nuestros aliados, ya que nosotros nos beneficiamos de su existencia”, apuntó.

La científica y catedrática del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México refirió que los murciélagos migratorios que se alimentan de néctar son vulnerables al cambio climático, pues este afecta a la disponibilidad de recursos florales estacionales.

Además del cambio climático, la deforestación y los pesticidas han afectado el hábitat de los murciélagos.

“En una publicación concluimos que el 50 % de las especies en México tienen una amenaza severa en combinación con el cambio climático y el uso de suelo”, detalló.

Asimismo, la actividad de la minería es otro problema muy grande para salvar a los murciélagos, dado que en los lugares donde se lleva a cabo esta actividad (cuevas y cavernas) muchas especies se reproducen e hibernan.