Te puede interesar

Chile tendrá el primer edificio de Latinoamérica que purifica el aire

Estos celulares ya no podrán descargar Whatsapp a partir del primero de julio

Según tu edad, estos son los minutos de ejercicio que debes hacer ala semana

El amor engorda hasta 4.5 kg

Confirmado: si tu pareja te ama engordarás más de 4.5 kilos: estudio. Sí, así como lo escuchas según la doctora Carolina Pérez, nutricionista de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Murcia el subir de peso es un reflejo de que las personas son amadas y que tienen una relación amorosa estable.

¿Por qué el amor se refleja en el peso?

La misma especialista comentó que los kilos de más son a consecuencia de los cambios en los hábitos alimenticios y el tiempo que dedicamos a estar con la pareja y la familia en lugar de a la práctica de ejercicio físico.

Como apunta Pérez: “Cuando tenemos pareja, sobre todo en los comienzos, es más habitual salir a comer y cenar fuera de casa, lo que supone alejarnos de las rutinas habituales de alimentación por lo que a las personas con más tendencia a engordar puede suponerles un ligero aumento de peso”.

Otra de las causas de un posible aumento de peso radica en que algunas mujeres, sobre todo a partir de los 30-35 años, se relajan en aspectos del cuidado físico, hecho que se junta con la llegada de los niños y que conlleva además del embarazo falta de tiempo para hacer ejercicio, cocinar, etc.

En el caso de los hombres, se produce una situación similar puesto que al asumir más obligaciones domésticas y familiares disponen de menos tiempo libre y con frecuencia no encuentran momento para practicar los deportes que realizaban cuando eran solteros y acaban también cogiendo unos kilos de más.

La especialista recomienda aumentar la actividad física caminando al aire libre o practicar deporte juntos, «que además de mantenernos activos ayudará a reforzar los lazos de la pareja», apunta. Tanto si comemos en casa, como si decidimos hacerlo fuera, la nutricionista recomienda elegir bebidas alcohólicas saludables como el vino, el cava o la cerveza y consumirlas en cantidad moderada, olvidarnos de la comida rápida y buscar restaurantes que nos ofrezcan opciones más saludables.

“Lo más importante es no buscar excusas para comer lo que no es sano, beber con moderación y aumentar la actividad física. Así te mantendrás más a gusto contigo mismo”, concluye la experta.