Te puede interesar

¿Cómo combatir el calor en el verano mientras duermes?

6 formas naturales para reducir el nivel de triglicéridos

El 5G llega a España de la mano de Huawei con todo y el veto por parte de EU

Conoce estos tips para viajar más y mejor

Se aproximan el verano y las vacaciones de Semana Santa, y si aún no decide dónde será su próximo viaje de placer y descanso, tenemos una serie de consejos que le permitirán disfrutar sin que su billetera se vea severamente afectada.

Foto: Pxhere

José Juan González es un apasionado de los viajes, ya sean destinos nacionales o internacionales. Siempre encuentra tiempo para darse una escapada de la rutina. Su afecto por conocer sitios nuevos comenzó a muy temprana edad, según narra en entrevista para Contenido. A los 16 años hizo su primer viaje en solitario, visitó Sayulita, Nayarit, “cuando todavía no había sido invadida por tanto extranjero”, dice entre risas.

Desde entonces ha sumado varios destinos dentro y fuera de México, aunque las cosas han cambiado un poco, pues hace dos años nació su primer hija, con lo que llegaron diversos gastos y hubo una merma considerable en el tiempo que él y su “compañera de aventuras” tienen para viajar.

Pero JJ, como le dicen sus amigos, no frenó su afición. Sólo tuvo que organizarse mejor y promover una nueva dinámica: “Comencé por reducir el número de veces que íbamos de vacaciones al año, dividí mi cuenta de ahorros entre gastos de la bebé, emergencias y fondo de vacaciones; contarlo así suena sencillo, pero en su momento fue muy difícil organizarlo. Recortamos pequeños gastos de aquí y de allá. Pero viajar es algo que me llena y si yo tuve la oportunidad desde muy joven de hacerlo, no le iba negar esa posibilidad a mi hija y a mi esposa”.

 

¡Queremos viajar!

Casos como el de José Juan no son aislados, muchos mexicanos son viajeros por naturaleza, o al menos esa es su intención, pero no la tienen muy fácil. Así lo evidencian cifras del Banco Mundial que entre 2017 y 2018 posicionó a nuestro país como el que más horas trabaja de Latinoamérica… pero el que menos vacaciones tiene. Situación que contrasta con países como Francia, donde para tener 30 días de descanso pagados, un empleado debe laborar tan sólo un año en la misma empresa; en México debe trabajar de 30 a 34 años.

Según se explica en la Ley Federal del Trabajo vigente para este 2019, los mexicanos tienen derecho a un periodo anual de vacaciones pagadas de seis días. Luego, por cada año aumentará dos días hasta llegar a 12 días en cuatro años. Después del cuarto año, el período de vacaciones aumentará en dos días por cada lustro de servicio. Así que para lograr 15 días de vacaciones el empleado deberá trabajar en la misma empresa entre 10 y 14 años. (Ver Recuadro: Días de vacaciones…)

Los trabajadores mexicanos son los que menos vacaciones tienen de entre los 10 países con economías más desarrolladas en América Latina, le siguen Ecuador con 11 días; Argentina con 12 y República Dominicana con 14, de acuerdo con datos del Banco Mundial.

En la otra cara de la moneda, están los afortunados, Brasil, Cuba, Nicaragua; Panamá y Perú donde los trabajadores tienen derecho a 30 días de vacaciones desde el primer año de servicio. En Europa, lo normal es un mes y destacan países como: Finlandia, Francia, Principado de Mónaco y España, entre otros, según el World Policy Center.

Aunque claro, podría ser peor. En Filipinas, y en China (específicamente en Shanghái), por ejemplo, los trabajadores solo reciben cino días de vacaciones por año.

Mientras que en Estados Unidos; Trinidad y Tobago; San Vicente y las Granadinas; India; Pakistán; Nepal; Sri Lanka; Sierra Leona; Kiribati; Islas Marshall; Palaos y Nauru, los trabajadores no tienen derecho a ningún día de vacaciones pagadas en su primer año de servicio, detalla el mismo sitio web.

 

Días de vacaciones según años de servicio

Un año:                                6 días
Dos años:                            8 días
Tres años:                           10 días
Cuatro años:                                   12 días
De cinco a nueve años:    14 días
De 10 a 14 años:               16 días
De 15 a 19 años:               18 días
De 20 a 24 años:               20 días
De 25 a 29 años:               22 días
De 30 a 34 años:               24 días

De 35 a 39 años:               26 días

Fuente: Procuraduría de la Defensa del Trabajo

 

Foto: Pxhere

 

Dinero, otro problema

Pero no sólo los pocos días otorgados por las empresas son el problema del mexicano al querer vacacionar, también el factor económico se presenta como un obstáculo considerable.

Durante 2015 y 2016, la encuestadora reconocida a nivel mundial Provident llevó a cabo una investigación telefónica por internet y en territorio nacional, entre marzo y abril, a una muestra de 412 clientes que arrojó los siguientes resultados: 70% de los mexicanos de clase media-baja y 63% de clase baja no salen de vacaciones, cifra que aumentó siete puntos porcentuales respecto a la misma encuesta realizada en 2015.

Según el sondeo, sólo 9% de las personas que planean viajar utilizarán préstamos financieros, mientras que 35% planea utilizar sus ahorros.

El 38% de los encuestados en el nivel socioeconómico más bajo (E, D, y D+), aseguró no tener dinero para vacacionar, porcentaje que aumentó 13 puntos porcentuales en comparación con 2015.

De acuerdo a la encuesta de Provident sobre hábitos de ahorro y preferencia para adquirir préstamos o créditos, sólo uno de cada 10 mexicanos encuestados, que pertenecen a dicho grupo socioeconómico, planean vacacionar en algún destino turístico (los demás descansan pero en su casa); 12% considera viajar al interior del país; y 1% dijo tener planes de viajar al extranjero.

Datos de 2018 también reflejan que los mexicanos viajan menos por falta de dinero, según una encuesta realizada por De las Heras Demotecnia, en alianza con Forbes México, quienes vía telefónica aplicaron un cuestionario a 500 personas mayores de 18 años. El estudio arrojó que 65% de los encuestados viajó menos en comparación con otros años, mientras que 15% tuvo más viajes, y 17% no vio cambios.

Respecto a la pregunta “¿cuál fue el principal motivo por el que viajó menos durante el último año?”, el 58% respondió que por motivos económicos, 19% por falta de vacaciones o tiempo, un 7% mencionó que por inseguridad, 6% por salud, 3% porque no le interesaba o no tenía ganas, 6% por otras causas, y el 1% restante por todos los motivos anteriores. La encuesta señaló que la gente viaja más en las vacaciones de verano, así como en Semana Santa y Pascua, y en menor medida en los puentes o fines de semana largos.

Top de destinos nacionales/internacionales preferidos por mexicanos

 

Nacionales Internacionales
1- Cancún, Quintana Roo

 

Estados Unidos
2- Acapulco (Diamante), Guerrero

 

España
3- Playa Del Carmen, Quintana Roo

 

Canadá
4- Riviera Maya, Quintana Roo

 

Cuba
5- Puerto Vallarta, Jalisco

6- Nuevo Vallarta, Nayarit

 

Francia

Inglaterra

7- Mazatlán, Sinaloa

 

Alemania
8- Ixtapa-Zihuatanejo, Guerrero

 

Colombia
9- Ciudad de México

 

Italia
10- Monterrey, Nuevo León.

 

Japón
Fuente: BestDay.com/TripAdvisor Fuente: SkyScaner.com
Foto: Pxhere

No todo está perdido

Pese a que el panorama puede parecer pesimista, lo cierto es que al mexicano sí le gusta viajar, tal y como se demuestra en un estudio proporcionado por la agencia de viajes Booking, en el que se ve la intención de pasear. En el trabajo se detalla que los connacionales comienzan a planear sus viajes hasta con un mes de antelación y recurren a los paquetes que incluyen transporte terrestre o aéreo y hospedaje, siendo este último el rubro en el que están más dispuestos a invertir. En cuanto a la forma de pago, la mayoría opta por usar tarjetas de crédito y diferir a meses el costo total.

Alberto Moyeda Carabaza, director de Marketing de Selina México y con amplia experiencia en la industria vacacional, ofreció a Contenido algunos consejos para emprender un viaje (nacional o internacional) que nos permitirán tener una estancia más placentera en nuestro destino y ahorrar. Tome nota.

 

  1. Planeación para el ahorro

La clave de un viaje exitoso y placentero está en la planeación, lo ideal es “tener bien decidido a dónde quiere ir, por lo menos dos meses antes, así puede empezar la búsqueda de transporte (autobús o avión) y hospedaje, según las necesidades de cada persona”. Actualmente internet ofrece una amplia gama para encontrar los mejores precios o en su caso ofertas; entre más tiempo dedique a su búsqueda, más probabilidades tiene de encontrar mejores alternativas.

De ser posible, sea flexible por uno o dos días en su fecha de partida y retorno. Según los viajeros experimentados, los martes son los mejores días para comprar boletos de avión, este día reciben numerosas confirmaciones o cancelaciones de vuelos, y si la búsqueda se hace por la noche las posibilidades se incrementan considerablemente. Comprar un vuelo por la tarde/noche (de las seis de la tarde hasta medianoche) en vez de comprar un vuelo por la mañana es la forma más fácil de conseguir las mejores ofertas. Sin embargo, Moyeda previene “si bien son más baratos, recuerde que probablemente no tenga un sitio dónde descansar al llegar al destino, por lo que evalúe si esas horas de incomodidad en el aeropuerto valen el descuento”.

Y si hablamos de descanso, también hay una forma de conseguir hospedaje más económico, para ello debe mantenerse al tanto de los días festivos del lugar al que va llegar; preferir, de ser posible, la temporada baja; llegar en domingo y partir en miércoles. Evitar el fin de semana ayudará a que los precios no se disparen, las noches del viernes y sábado resultan, en promedio, las más costosas.

 

  1. Adonde fueres, haz lo que vieres

Antes de todo, indague acerca de las características de su destino y prepare la documentación, los controles médicos y seguros de viaje si es que los requiere. Haga caso de las recomendaciones de las autoridades locales. Compruebe los productos que consume para evitar reacciones alérgicas, intolerancias o infecciones, investigue si existe alguna enfermedad endémica en la zona y cómo prevenirla, o si el agua es potable o resulta mejor tomarla embotellada.

Según el destino, las reglas relacionadas con el tiempo que podrá permanecer en el país como turista pueden variar enormemente. Asegúrese de conocer el reglamento y de tener visa (depende el caso). Compruebe también que su pasaporte sea válido por lo menos seis meses después de su fecha de retorno, ya que muchos países lo exigen. Y, por último, asegúrese de saber qué vacunas necesita para viajar de forma segura; una búsqueda rápida en Google y una visita a su médico le darán la información que necesite.

Además, el especialista recomienda conocer sobre los usos y costumbres del lugar, ya sea nacional o internacional, “es muy importante y enriquecedor conocer un poco sobre su historia, cultura y costumbres”. Luego de un poco de lecturas y conversaciones en foros, se podrá hacer una idea de qué esperar en cuanto a la actitud de la gente y de cómo deberá ser su comportamiento. Esto le dará nuevas ideas de lugares a visitar o actividades interesantes que, muchas veces, dependen del contexto social más que de su atractivo.

Por último, si consume productos o servicios hechos en el lugar de destino, ayudará a fortalecer a los emprendedores locales y también a su bolsillo. Es importante comprar sólo lo que necesita y a un precio justo para no desestabilizar la economía local ni las condiciones de vida de los empleados o los propietarios. Está bien regatear, pero hasta cierto punto.

 

  1. Viaje seguro, extreme precauciones

Si bien una de las recomendaciones más recurrentes a la hora de emprender un viaje es olvidarse de los miedos para disfrutar mejor del asueto, no debe perder de vista que hay ciertas medidas que no se deben ignorar, ello lo mantendrá seguro y le permitirá disfrutar más su visita.

Moyeda apunta que cuando esté realizando la búsqueda previa del sitio a visitar conviene saber las condiciones de seguridad del lugar, en este sentido otros especialistas o bloggeros de viajes como Alan x el Mundo, recomiendan: Buscar en revistas e internet información sobre el país y ciudades a las que va a viajar (cuáles son las zonas peligrosas, los delitos registrados más frecuentes y los servicios de apoyo existentes); escanee sus documentos de viaje y envíelos a su correo electrónico; disponga también de una copia de sus boletos en su correo electrónico, la mayoría de las empresas hacen válidas las imágenes digitales; apunte el número de sus tarjetas bancarias y los números de teléfono de las operadoras en caso de que tenga que cancelarlas; tenga un registro de seguridad de los contactos grabados en su teléfono celular; haga una lista de las direcciones de los diferentes servicios disponibles en el país al que va a viajar (como oficina consular, hospital, policía, entidades de apoyo a la víctima, etc.), informe sobre las direcciones de los lugares en los que se va a alojar a amigos y familiares.

 

  1. Cargue con lo indispensable

Hacer la maleta no es fácil, pero tampoco ayuda que siempre se desee empacar más cosas de las que realmente se necesitan. El primer paso, recomiendan expertos viajeros, es decidir qué va a llevar. Aunque lo dude, la mayoría de las cosas que necesita para un viaje de cinco días, puede caber en una maleta de mano que no requiere documentar. Si no es el caso, siempre puede optar por una maleta no muy voluminosa.

Deshacerse de cosas que no ocupa es un hábito que puede ahorrarle tiempo y esfuerzo al hacer la maleta. Existen ciertas cosas prescindibles y le vendría bien saber qué no llevar, por ejemplo: jabón, pues la mayoría de los hoteles ofrece este artículo, y aunque su elección de hospedaje sea un hostal, los jabones son baratos y fáciles de conseguir en cualquier destino. Tampoco requiere demasiada ropa, lo mejor es partir del entendido de que pocas prendas se pueden combinar, reusar y lavar durante el viaje. Los libros están bien, pero no pretenda actualizarse en el viaje; si realmente desea llevar lectura, opte por un lector electrónico. La computadora, a menos que se trate de un viaje de negocios o laboral, es un estorbo en su maleta.

Lo que es imprescindible llevar, detalla Moyeda, “depende del tipo de viaje: si viajas en tour o por negocios, una maleta con buenas ruedas, espaciosa y apropiada para su altura, será suficiente. Si por el contrario, viaja por su cuenta y piensa moverse mucho, lo mejor es una mochila fuerte, cómoda, con varios bolsillos y que pueda cargar en su espalda y reforzar en su cintura para que no genere malestares musculares.

  1. Lo fundamental es disfrutar

Una vez considerado lo anterior, lo importante recae en no perder de vista que un viaje es para disfrutar. Tomar el tiempo para conocer el sitio, hacer nuevos amigos, recargar energía y salir de la rutina son valores agregados que esta actividad brinda.

Ya sea que vaya por su cuenta o en compañía, empiece a hacer contactos antes de partir. Deje que conozca su itinerario tanta gente como sea posible, desde un blog de viaje, por ejemplo, y póngase en contacto con sus amigos o los amigos de sus amigos en Facebook o Instagram. Seguramente la mayoría de la gente compartirá consejos e información y se pondrán de acuerdo para tomar un café si están cerca.

Aunque no todo mundo tiene oportunidad de viajar constantemente, lo mejor es visitar un país y exprimirlo al máximo. Expertos como Alan Estrada y Alberto Moyeda coinciden en que “hacer tours donde se visitan seis países en dos semanas es inadecuado, no conoces nada y sólo ve pasar todo”. Lo importante, como dice el primer consejo, es empaparse de su cultura, recorrer varias ciudades y buscar rincones poco conocidos. Verlo todo con calma y disfrutar.

Y hablando de disfrute, aunque parece muy tentador conocer todos los sitios que se ven una y otra vez en las redes sociales, recuerde que “viajar es una experiencia personal y tiene que ver con el gusto. Si ama la comida busque restaurantes únicos y recomendados. Si ama el arte dedíquele más tiempo a un museo. No tenga miedo de salirse del camino tradicional de los turistas y busque algo especial para usted”, remata Alan x el Mundo.

Por último, pero no menos importante, su visita no puede alterar la vida local y tampoco puede destrozar los atractivos turísticos que tiene ese lugar. Como viajero responsable, la tarea es que su visita cause el menor impacto posible. Por ello hay que informarse sobre cómo está gestionado ese destino y qué infraestructuras lo componen. Los ecosistemas están cada vez más deteriorados y contaminados, en gran parte por culpa de la acción humana, así que procure contribuir a su conservación y permita que otros viajeros disfruten la experiencia.

Otros tips para hacer del viaje algo inolvidable

  1. Lleve una cantidad moderada de medicamentos para la gripe, dolor de estómago y contra el mareo.
  2. Considere hacerse de una batería con carga adicional para su teléfono celular.
  3. Tenga a la mano un mapa, si es físico mejor. Los dispositivos pueden quedarse sin batería.
  4. Lleve una pequeña cantidad de dinero en efectivo y divídala.
  5. Si quiere llevar recuerdos, opte siempre por los elaborados por artesanos locales.
  6. Lleve siempre en su equipaje de mano una sudadera, los aviones y autobuses a menudo abusan del aire acondicionado y ello puede ocasionar enfermedades.

Fuente: Alberto Moyeda

 

 

Hospedaje alternativo

Una encuesta realizada por Booking destacó que 59% de los mexicanos (de 53,492 consultados) busca alojamientos poco tradicionales y por ello planea reservar durante este año estancias en sitios alternos que van desde barcos, casas, departamentos, habitaciones en castillos medievales y hasta casas en los árboles. Entre las principales motivaciones para optar por un hospedaje alternativo se cuentan las ganas de ser diferentes, conocer más de los nativos del lugar y no rebasar su presupuesto.

 

Por Mario Ostos