Te puede interesar

Chile tendrá el primer edificio de Latinoamérica que purifica el aire

Estos celulares ya no podrán descargar Whatsapp a partir del primero de julio

Según tu edad, estos son los minutos de ejercicio que debes hacer ala semana

🤯La increíble historia de la bebé que nació “embarazada” de su gemelo

Un nuevo caso que ha conmocionado al mundo fue el de un bebé nació “embarazada” de su hermano gemelo el cual fue registrado en el Barranquilla, Colombia. Esta situación se presenta en uno de cada un millón de nacimientos en el mundo.

El extraño caso fue descubierto cuando Mónica Vega, la madre tenía 7 meses de gestación y se realizó una ecografía para conocer el estado de su bebé, pero durante la consulta médica el doctor se percató que la bebé tenía dos cordones umbilicales, el de ella y otro que conectaba a la bebé con una masa que se formaba en su interior.

El extraño caso fue conocido a través del programa Los informantes, en el que se habló sobre el fenómeno con el médico ginecólogo y obstetra que atendió a Mónica Vega, Miguel Parra, experto en “embarazos” de alto riesgo.

“Los dos bebés que se formaron no lo hicieron de forma asimétrica. Entonces, es un bebé que está embarazado de su hermano gemelo, que lo lleva dentro de su abdomen”, aseguró el especialista.

Asimismo, este extraño fenómeno conocido como “gemelo parásito” o fetus in fetu, que se presenta en uno de cada 1,000,000 de nacimientos en el mundo. Pero, ¿por qué sucede este caso?

De acuerdo con el programa, las células de los gemelos se dividen a la primera semana de gestación y empiezan a formarse a partir de ahí. Cuando el proceso ocurre durante la segunda semana se da el fenómeno de siameses, y en el caso del fetus in fetu, las células se dividen después del día 17.

Es importante mencionar que esta alteración en la formación del bebé se descubre después del nacimiento y no antes; sin embargo, el caso de Mónica Vega es único en el mundo al descubrirse durante la gestación.

Por eso, Itzamara (como llamaron a la bebé de Mónica) nació a las 37 semanas, y 24 horas después, debió ser sometida a una cesárea para sacar a su gemelo y evitar que el feto siguiera creciendo en su interior y pudiera afectar sus órganos. El riesgo también estaba en la operación, que podía lastimar su estructura al tener su cuerpo aún débil.

Sin embargo, afortunadamente la pequeña bebé salió exitosa de la operación y seguirá su crecimiento sin ninguna complicación.