Te puede interesar

¿Qué regalar a los niños en Navidad?

Trump, entre riesgos de juicio político, negocia con México

pxhere.com/5/12/2019

5 consejos para emprendedores

¿Sabes por qué al amor también se le conoce como una “dulce locura”?

Alucinaciones, pérdida de la realidad y adicción es lo que experimentamos cuando nos enamoramos.

Alguna ves has escuchado la frase “estoy loc@” por ella o por él.  La expresión, si bien es muy coloquial, en realidad describe una realidad. El psicólogo Eduardo Calixto, académico de la Faculta de psicología de la UNAM explica que el enamoramiento es un estado alterado donde la parte psicológica, neuroquímica y biológica se ve comprometida. Es decir deja de funcionar con normalidad.  A continuación te explicamos el proceso en tres pasos:

1.- Pantalla Gigante:

Todo comienza cuando conoces a alguien que cumple con tus expectativas según tus ideales de pareja pero también según la concepción aprendida, desde tu familia, de lo que es el amor.  Así cuando encontramos a alguien que por alguna característica, aunque sea mínima, checa con este ideal, de manera inconsciente, lo convertimos en una pantalla gigantesca donde depositamos todo lo que nos gusta y las cualidades que queremos y literalmente las vemos reflejadas, existan o no existan. En pocas palabras ¡alucinamos!

2.- Cerebro reptiliano:

Cuando nos enamoramos nuestro cerebro segrega una serie de sustancias ligadas al placer que nos hacen sentir más fuertes y felices. Estas sustancias estimulan lo que se llama el “cerebro reptiliano”, es decir aquél liderado por el placer y los impulsos sexuales, pero también nublan la parte racional, por eso a pesar de que la persona de claras señales de no ser la indicad@ no atendemos. En pocas palabras ¡dejamos de pensar!

3.- Drogadicción:

El enamoramiento genera sustancias en nuestro cerebro ligadas al placer y que nos hacen sentir muy bien. De ahí que incuso cuando no estamos junto a nuestro amor experimentemos los malestares propias del síndrome de abstinencia (ansiedad, tristeza, enojo, etc.). En pocas palabras ¡nos volvemos adictos!

Ahora ya sabes por qué al enamoramiento también se le conoce como un momento de “locura”, pues literalmente nuestro cerebro y por ende nosotros dejamos de actuar de manera racional. ¡Pero qué sería de la vida sin esta dulce locura!

Si quieres saber más sobre el amor te invitamos a que visites el reportaje multimedia de Contenido 3.0 Amor y sexo hoy

 

Por Mariana Chávez