miércoles , junio 26 2019

Te puede interesar

Migrantes se amotinan en el sur de México por segunda ocasión en una semana

Terapias con robots: una nueva tendencia

Lo que debes saber del herpes en labios

¿Por qué no pierdes peso aun haciendo dieta?

A partir de los 30 años bajar de peso se vuelve más difícil, la dieta y el ejercicio ya no dan los mismos resultados, la razón es que tu cuerpo disminuye la producción de enzimas digestivas

Numerosas personas que sobrepasan los 30 años se preguntan por qué no pierden peso a pesar de hacer ejercicio y llevar una dieta balanceada, no ven una mejora. Y lo peor, es que cada vez que comen siente que se le inflama el estómago y experimenta un reflujo que solo le trae amargos momentos.

Si estos síntomas te suenan de algo,  es muy probable que tu digestión no esté funcionando correctamente y esto se debe a la falta de producción adecuada de enzimas digestivas en tu cuerpo. Si no sabes cómo funcionan, te lo explicamos.

¿Qué función tienen las enzimas digestivas?

Las enzimas digestivas son la clave para una buena digestión, ya que tienen la capacidad de convertir con rapidez los alimentos en nutrientes.

Al paso de los años, estas enzimas disminuyen, ya que muchas de ellas fueron utilizadas durante la niñez y la adolescencia, ante el abuso de comidas procesadas, o ingestas de otras sustancias nocivas para el cuerpo como es el alcohol.

Por esa razón se dificulta bajar de peso, ya que la capacidad del aparato digestivo de procesar lo que consumes también disminuye en gran medida, por lo que a partir de los 30 años de edad es común que el organismo opte por dejar alimentos sin procesar y comiencen a estancarse en el cuerpo.

Este material de desperdicio crea toxicidad, indigestión, exceso de peso y hasta desnutrición, y posteriormente puede desencadenar una serie de enfermedades crónicas contaminando a la sangre.

De ahí que muchas mujeres jóvenes sufren afecciones que creemos inexplicables a tan corta edad. Incluso, la concentración y la energía también se ven afectadas, lo que hace común que se nos olviden las cosas y que el cansancio se apodere de nosotros gran parte del tiempo.

¿Cuáles son los síntomas de una deficiencia de enzimas digestivas?

Para detectar esta falta de enzimas digestivas en tu cuerpo, checa la siguiente lista de síntomas que te lo indican:

– Indigestión, flatulencia y eructos
– Problemas estomacales como acidez, gastritis y colitis
– Inflamación e incomodidad abdominal
– Fatiga después de cada comida
– Exceso de peso
– Alergias e intolerancia alimenticia

Una solución a tu problema

Si después de revisar los síntomas señalaste alguno de ellos, no te preocupes porque existe una solución muy eficiente y segura para ayudar a tu cuerpo de una forma natural. Esa es consumiendo cápsulas de enzimas digestivas, las cuales compensan satisfactoriamente esta pérdida. Los beneficios que puedes adquirir al ingerirlas son los siguientes:

– Optimiza el proceso digestivo
– Retarda los efectos del envejecimiento y neutraliza los radicales libres
– Incrementa la absorción de las proteínas
– Mantiene el sistema digestivo saludable al evitar la acidez estomacal, estreñimiento, inflamación, gases e indigestión
– Minimiza la intolerancia y alergias de ciertos alimentos en niños y adultos
– Intensifica la velocidad del metabolismo
– Promueve el funcionamiento correcto del páncreas para tener una respuesta hormonal adecuada

Recuerda siempre consultar a tu médico, o seguir lsoconsejos del nutriólogo, quien además de darte un plan de ejercicios acorde a tu edad y complexión, te dirá si puedes consumir estos suplementos de enzimas, cuál es la dosis o si tu malestar general se debe a otra enfermdad.