Te puede interesar

Muere el divulgador Eduard Punset

Conoce los motivos que tuvo Germán Martínez para renunciar al IMSS

Ciberataques pueden afectar salud, seguridad y economía

¡Gran noticia! mariposas monarcas aumentan 114% su presencia en México

La advertencia de que año con año la población de mariposas monarca disminuía en terreno mexicano llevó a las autoridades a tomar medidas para frenar estos índices y parece que funcionaron. Ahora toca no bajar los brazos.

Fotos: Pxhere

Las mariposas monarca ocuparon más de seis hectáreas durante su última hibernación en México tras viajar desde Estados Unidos y Canadá, un aumento del 144% frente al año anterior, informaron este miércoles autoridades y activistas, que advierten de que a pesar de las buenas noticias este fenómeno migratorio sigue en peligro.

“Hemos alcanzado la meta de seis hectáreas ocupadas”, dijo Andrew Rhodes, comisionado nacional de áreas protegidas en México, en conferencia de prensa.

La mariposa Monarca (Danaus plexippus) recorre cada año hasta 4,500 km desde Canadá y Estados Unidos para establecer sus colonias en los bosques templados de oyamel y pino en el centro-oeste de México, pero la población de esta especie ha decaído drásticamente debido a los insecticidas, la deforestación y el cambio climático.

En 2014, Canadá, Estados Unidos y México establecieron un programa para conservar a las mariposas monarca, y un comité científico definió que seis hectáreas era la superficie adecuada para una población viable en Norteamérica.

La batalla continúa

Durante el periodo de hibernación 2018-2019, las mariposas color ocre con venas negras y manchas blancas se establecieron en 14 colonias que ocuparon un total de 6.05 hectáreas de los estados de México y Michoacán, según científicos y activistas de la ONG ambientalista WWF.

Estas cifras contrastan con las 2,48 hectáreas ocupadas durante la hibernación 2017-2018 y son las más alentadoras desde 2006-2007, cuando el área forestal que empleó este lepidóptero fue de 6.87 hectáreas.

La mayor densidad “se debe a que durante la primavera pasada, las mariposas monarca que regresaron a Texas concentraron la puesta de los huevecillos en el centro del estado, donde las pupas y las larvas se desarrollaron favorablemente, dando lugar a la primera generación de mariposas de Estados Unidos”, subrayó Jorge Rickards, director de WWF México.

Además, se sembraron algodoncillos en Estados Unidos, las plantas de las que se alimentan las larvas, y en México se detuvo la tala forestal y se establecen jardines con flores para alimentar a las mariposas con néctar.

“La batalla no está ganada, esto es un llamado a no bajar la guardia”, subrayó Rickards.

La población de las mariposas monarca fluctúa, por lo que su recuperación sólo podrá confirmarse a largo plazo.

En el periodo de hibernación 2013-2014, las mariposas ocuparon 0.67 hectáreas, contra el pico de 18.19 hectáreas en el periodo 1996-1997.

Las mariposas monarca “no están amenazada como especie” pues se distribuyen en varios países del mundo, pero la población migratoria de Norteamérica sí lo está, explicó Rickards.

La superficie forestal ocupada por las mariposas monarca es un indicador indirecto de la cantidad que de individuos que llegan a México.

 

(AFP)