Te puede interesar

La Tuta condenado a 55 años de prisión

La Libra de Facebook se une al mundo de las criptomonedas

Estudio sugiere que saltarse el desayuno está en los genes

Encuentran misteriosas estructuras de piedra en el Sáhara

Investigadores han venido encontrando estructuras extrañas en el Sáhara Occidental desde hace algún tiempo. Ahora, un nuevo estudio ha descubierto nada menos que 456 en un área de tan solo 9 km cuadrados cerca de la localidad de Tifariti.

Se trata de numerosas estructuras de piedra de diferentes tamaños y formas de miles de años de antigüedad. Son básicamente rocas amontonadas, que representan un gran misterio respecto a sus objetivos.

Las primeras hipótesis que se manejan son que podrían haber sido utilizadas por nómadas para señalar enterramientos o marcar la propiedad del terreno. Sin ir más lejos, Joanne Clarke, profesora de la Universidad de East Anglia, y Nick Brooks, un investigador independiente, llevan años trabajando en el terreno, y entre el 2002 y 2009 también descubrieron estructuras en la zona.

ABC rescató su lectura de los descubrimientos y los comparó con investigaciones pasadas. Por aquellos años, hallaron cientos de estructuras de piedra de lo más diversas: algunas túmulos (montículos de piedras sobre tumbas), bazinas (túmulos con un revestimiento), goulets (rocas finas que acompañan a monumentos) u otras de formas extrañas.

Joanne Clarke explicó sobre el último hallazgo: “No sabemos por qué los hacían pero asumimos que era para marcar la propiedad de las tierras por las que viajaban”. Así mismo, mencionó que algunas excavaciones pasadas han coincidido con entierros humanos que datan de alrededor de 1,500 años.

“En términos generales, los vivos han dejado muy poco rastro de su existencia, mientras que los monumentos funerarios perduran, marcando el paisaje con una atemporalidad cultural que marca a ciertas regiones del desierto como especiales”.

Los expertos también creen que “el mapa arqueológico del Sáhara Occidental permanece casi en blanco, particularmente lejos de la costa atlántica”, por lo que no sería extraño nuevos descubrimientos