Te puede interesar

¿Cuáles son las ETS que más preocupan a la ciencia?

Cualidades más buscadas al encontrar pareja

Los mitos más comunes de los preservativos

Alto a la artrosis

Este mal que afecta a seis millones de mexicanos, produciéndoles desgaste del cartílago de las coyunturas en rodillas y cadera, tiene un enemigo: el sulfato de glucosamina con meloxicam, aprobado por las autoridades sanitarias mexicanas, y que alivia el dolor y mejora el movimiento de la anticulación, disminuyendo algún grado de invalidez.

La artrosis también conocida como osteoartritis u osteoartrosis, es la más común de las enfermedades reumáticas crónicas. Se manifiesta por dolor, deformidad e incapacidad funcional principalmente de las articulaciones con gran movilidad o que soportan peso. Con el cambio en el panorama epidemiológico hacia las enfermedades crónico-degenerativas y el envejecimiento de la
población mundial,  es un problema de salud pública que debe ser atendido porque es un padecimiento  que se caracteriza por la destrucción gradual y progresiva del cartílago que recubre la superficie articular de rodillas, caderas, hombros, manos, tobillos y columna vertebral. Adicionalmente, hay inflamación de la membrana sinovial, así como daño en
meniscos, tendones, músculos y nervios asociados con la articulación afectada.

Un grupo de investigadores del Laboratorio de Líquido Sinovial del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) estudia los factores de riesgo que se asocian con una mayor probabilidad de presentar osteoartritis. De ellos, se ha identificado dos alteraciones en el gen AKNA en pacientes con osteoartritis de rodilla, que regula dos moléculas coestimuladoras de la respuesta inmune.

 

 

Por Alejandrina Aguirre Arvizu