Te puede interesar

Lego hizo un astronauta de piezas que recuerda al Apolo 11

¡Alerta! Estos son los alimentos que te envejecen

Caracoles: las ventajas que ofrecen en Tailandia son incontables

Descubren una nueva terapia contra el cáncer de próstata más agresivo

Un equipo del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) ha encontrado una nueva terapia para tratar los casos de cáncer de próstata metastásicos más resistentes a los tratamientos hormonales disponibles en la actualidad, que ha resultado eficaz en ratones. En la investigación, publicada en Nature, también han colaborado el Instituto Catalán de Oncología, la Universidad de Columbia en Nueva York (EU) y la Universidad de Berna (Suiza).

Los investigadores han comprobado que los tumores de próstata más agresivos generan una proteína llamada NSD2 que aumenta a medida que el tumor progresa y se hace más resistente a las terapias. Además, han podido demostrar experimentalmente que estos tumores necesitan esta proteína para seguir creciendo e invadiendo otros tejidos.

Estos científicos han utilizado ratones transgénicos que portan mutaciones prevalentes en los enfermos de cáncer de próstata. Estas mutaciones son solo activas en las células del epitelio de la próstata de los roedores, como sucede en la mayoría de los pacientes. Una vez que los ratones habían desarrollado el cáncer se aislaron células de los tumores primarios de la próstata y células de tumores que aparecieron en otros tejido u órganos.

Con la ayuda de instrumentos bioinformáticos los investigadores identificaron los genes que podrían representar una vulnerabilidad en estos tumores tan agresivos, lo que permitió descubrir los factores que causan la malignización y la metástasis. Y así hallaron que uno de ellos era la proteína NSD2.

La proteína NSD2 ‘despierta’ los genes que causan el cáncer

La NSD2 es una proteína con actividad enzimática que modifica la química del ADN. Esas modificaciones provocan que despierten genes con potencial tumorigénico. Los investigadores creen que la activación de estos genes es lo que provoca la resistencia a los tratamientos de quimioterapia que se prescriben a los enfermos de cáncer de próstata. Por eso trabajaron con moléculas que inhiben la función de NSD2, para de esta forma disminuir la malignidad de los tumores de próstata en los ratones.

El estudio demostró que con esta línea de tratamiento farmacológico aumentaba la supervivencia de estos animales, que experimentaban una disminución de la metástasis y una reducción en el tamaño de sus tumores. Con este avance se abre una nueva línea de tratamiento para combatir esta enfermedad con una terapia combinada con fármacos inhibidores de NSD2 y los fármacos antiandrogénicos que ya se utilizan.