lunes , septiembre 23 2019

Te puede interesar

Campesinos y chefs rescatan ingredientes originales de la cocina mexicana

FMF va contra la homofobia en los estadios de cara a Qatar 2022

¿Sabes interpretar los ladridos de tu perro?

¿Eres cliente de la piratería?

Una cosa de por sí muy grave es que ocho de cada 10 mexicanos consuman productos piratas, son clientes habituales. Lo peor, sin embargo, es que esos mexicanos no consideran que ello sea un “delito grave”, algo que habla muy mal de la cultura de la legalidad en el país.

Miguel Ángel Margáin, director del IMPI, y Ana María Magaña de Amcham, durante la presentación.

La estadística la obtuvo la American Chamber of Commerce of Mexico (Amcham) junto con el Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (Cidac), mismos que concluyeron que la mercancía y programas piratas en su conjunto le cuestan al país más de 43,000 millones de pesos al año. Esa cifra se coteja en la gran bolsa negra de lo que la corrupción le cuesta al país, que según el presidente electo Andrés Manuel López Obrador asciende a 500,000 millones de pesos al año. No se puede descartar la conexión entre la piratería y la corrupción en alguno de sus muchos flancos.

Precisamente la Amcham junto con la Motion Picture Association, la Asociación de Artículos Deportivos A.C., el Consejo Nacional de la Industria Tabacalera, la Asociación Protectora de los Derechos Intelectuales Fonográficos (Apdif) y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) ofrecieron recomendaciones este miércoles 21 para el gobierno de AMLO que asumirá el 1 de diciembre.

Los datos en algunos sectores son escandalosos. Por ejemplo, el 63.7% de personas en México consume películas pirata y el país es el quinto del mundo en consumo de piratería digital: más de la mitad de sus programas y aplicaciones son piratas (55%) según datos de la Apdif.

Los involucrados recomendaron al gobierno de López Obrador diversas acciones como, por ejemplo: fortalecer el marco legal; aumentar las sanciones para los infractores reincidentes; difundir la importancia de la protección de la propiedad intelectual; promover una cultura de protección de las invenciones a través de patentes con fines de aplicación industrial; fortalecer el combate de la piratería por internet.

La batalla deberá ser más dura e inteligente porque de lo contrario México seguirá ascendiendo peldaños en la tristemente célebre lista de los países más corruptos del planeta.

Por José Ramón Huerta