Te puede interesar

Maradona se baja del barco de Dorados de Sinaloa

Así será el despliegue militar de México en la frontera sur

Así ha sido la relación de AMLO con la prensa

7 características de los países con la mejor educación del mundo

Cuando se trata de las clasificaciones mundiales de educación, parece repetirse la misma historia. Las superpotencias asiáticas toman casi siempre los primeros puestos.

 

Foto: Pxhere

Así ha ocurrido con las Pruebas PISA, promovidas cada tres años por el Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para medir el desempeño en ciencias, lectura y matemáticas de adolescentes en 72 países.

Este año 500,000 alumnos participarán en la evaluación. De su desempeño tendremos noticia hasta el primer semestre del próximo año, pero no se esperan muchos cambios con los rankings de 2015:

Ciencia
1.- Singapur
2.- Japón
3.- Estonia
4.- China Taipei
5.- Finlandia

Comprensión lectora
1.- Singapur
2.- Canadá/Hong Kong
3.- Finlandia
4.- Irlanda
5.- Estonia

Matemáticas
1.- Singapur
2.- Hong Kong
3.- Macao
4.- China Taipei
5.- Japón

¿Qué será lo que se necesita para formar parte de ese anhelado club de ganadores en las competencias internacionales de educación?

En otras palabras, ¿Qué tienen los países mejor evaluados? A continuación seis características que comparten, de acuerdo con los especialistas de la la OCDE.

1. Es mejor estar en Asia oriental:

La región en su conjunto parece estar especialmente comprometida con alcanzar niveles de excelencia en la educación:

Singapur está ahora en primer lugar, seguido de cerca por Corea del Sur, Hong Kong y Japón. Y hay que añadir a la lista a China Taipei,  Macao y  China, por lo menos en Ciencia y Matemáticas.

Fuera de la región pero destacan Canadá, Finlandia, Irlanda y Estonia, países que también han dado prioridad a incrementar el desempeño académico de sus estudiantes de nivel básico.

2. La gente, el principal recurso natural:

Hay un fenómeno en la educación llamado “la maldición de los recursos”, pues las economías basadas en riquezas naturales -como las que dependen de sus vastas reservas de petróleo- tienden a rendir menos en la educación. Gran parte del Oriente Medio se da como un ejemplo.

Los países pequeños con pocos recursos han tenido que aprender rápidamente cómo vivir de su ingenio. Hace 60 años, Corea del Sur tenía uno de los peores índices de analfabetismo en el mundo; ahora destaca en innovación tecnológica.

3. Apuesta por los maestros:
El gurú de la educación de la OCDE Andreas Schleicher tiene un eslogan: “Ningún sistema de educación puede ser mejor que la calidad de sus profesores”. Ello implica inversiones constantes en la preparación y actualización del profesorado.

4. Atención a los rezagados:
Las tablas de clasificación de la educación se basan en la proporción de jóvenes que llegan a algún punto de referencia de la capacidad.

Los ganadores serán aquellos que asuman que todos deben cruzar la línea de llegada, incluidos los más pobres, lo que es una característica distintiva de los sistemas principales de Asia.

5. Sus mejores profesores se dedican a los alumnos más débiles para asegurarse de que todo el mundo tiene un nivel básico.

Por el contrario, Occidente tiende a abordar la educación como una carrera de caballos, con la expectativa de que muy pocos de los corceles que comiencen la carrera lleguen a la meta. Y las clasificaciones reflejan esa diferencia fundamental.

5.- Capacidad para incorporar:
Es difícil separar los sistemas educativos de la política y la cultura en la que se desarrollan. Pero muchos de los países con alto rendimiento no tienen ningún problema en apropiarse de las mejores ideas de otros países e incorporarlas en sus propias escuelas.

6.- Planificar a largo plazo:
La OCDE insiste que en puede tomar una década para que los cambios en un sistema de educación marquen alguna diferencia positiva en el ranking mundial. Toda reforma en la materia necesita de consistencia y continuidad.

(Por Pedro C. Baca)