Te puede interesar

Todo lo que debes saber de la vitamina C

Facebook: usuarios cada vez más activos pese a criticas

México será candidato al Consejo de Seguridad de la ONU en 2020

Otra hazaña médica: equipo del IMSS instala corazón artificial

 

Le presentamos la hazaña de un equipo de expertos mexicanos que, con tecnología de última generación y excelentes prácticas médicas, dieron una nueva oportunidad de vida a un hombre de 58 años al instalarle un corazón artificial. 

Foto: IMSS

 

Previo al Día Mundial del corazón un equipo de especialistas mexicanos consiguió una hazaña que pocos han conseguido, instalar un corazón artificial en el cuerpo de un paciente.

En otros tiempos, las posibilidades de vida de un paciente como Enrique Uribe Borrego habrían sido escasas: a sus 58 años de edad ya había pasado por una embolia, un infarto, padecía una cardiomiopatía dilatada y se encontraba en la lista de espera para trasplante de corazón.

Para agravar el asunto su grupo sanguíneo “O negativo” hacía más difícil encontrar un donante compatible, por lo que sus expectativas de vida no eran demasiadas.

Por estas razones los expertos del Centro Médico Nacional La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) decidieron que lo mejor era poner un corazón artificial en tanto se encontraba un donador compatible.

Corazón de última generación

En el caso de Enrique Uribe la solución de optar por un corazón artificial se pensó que sería temporal pero al cabo terminó por constituirse en su única esperanza de vida.

Se le implantó un sistema de soporte ventricular izquierdo, modelo HeartMate, versión 3, tecnología de última generación de origen estadounidense. El dispositivo es una máquina de aproximadamente 10 centímetros de diámetro, que extrae la sangre del ventrículo izquierdo y la expulsa haciendo las funciones del corazón.

El dispositivo de bombeo se aloja dentro del tórax del paciente y lo único que observa al exterior es un sistema de enlace al equipo eléctrico, que el paciente conecta a la corriente durante la noche mientras duerme, en tanto que en el día puede desplazarse a cualquier parte, ya que el dispositivo se conecta a baterías de larga duración que transporta con él.

Según los expertos del IMSS la colocación del dispositivo es sencilla y eso facilita la recuperación del derechohabiente; es pequeño y queda dentro de la cavidad pericárdica.

Trabajando en equipo

Al frente del “team corazón” –un grupo de 40 especialistas, entre cirujanos, anestesiólogos, perfusionistas e intensivistas, y la supervisión técnica de médicos expertos de otros países– estuvo el doctor Guillermo Careaga Reyna, director general de la Unidad Médica de Alta Especialidad, Hospital General “Dr. Gaudencio González Garza”, del Centro Médico Nacional La Raza.

Apenas a un par de semanas de ser dado de alta Enrique Uribe agradeció al equipo de médicos del IMSS por el corazón artificial que le salvó la vida.

Foto. IMSS

Los otros dos

El corazón artificial colocado a Enrique Uribe no es el primero en su tipo. La primera vez que el IMSS colocó un corazón artificial fue en el Hospital de Cardiología del CMN Siglo XXI, en 2012. Moisés Calderón Abbo fue la cabeza del equipo del IMSS que realizó dicho procedimiento. El paciente fue José Salvador Pérez de 68 años de edad.

El segundo dispositivo artificial fue colocado por el mismo grupo de especialistas del Hospital General del CMN La Raza, en 2017. En esta caso fue una paciente, Victoria Aguilar , de 68 años de edad, quien 14 meses después lleva una vida estable.

 

Fuente: IMSS