Te puede interesar

pxhere.com/5/dic/2019

Milagro médico: médicos reviven a una mujer tras seis horas en paro cardíaco

Instagram pedirá fecha de nacimiento a nuevos usuarios

México y Estados Unidos: relación indisoluble y conveniente

¿Por qué debes alejar a tu perro de los chocolates?

Tu perro tiene un estómago con características diferentes al tuyo, y lo que para ti puede ser una deliciosa golosina para él puede representar una fuente de envenenamiento. A continuación te explicamos porqué.

El componente del chocolate que resulta tóxico para los perros se llama teobromina. “Mientras que los humanos metabolizan la teobromina fácilmente, estas mascotas lo hacen mucho más lentamente, lo que permite que se acumule en su organismo hasta alcanzar niveles tóxicos”, advierten representantes de Hill’s, empresa fabricante de alimentos para mascotas.

Porciones peligrosas

De acuerdo con los especialistas de Hill’s, un perro grande puede ingerir mucho más chocolate que uno pequeño, antes de empezar a tener efectos adversos. También conviene recordar que los diferentes tipos de chocolate tienen distintos niveles de teobromina.

El cacao, el chocolate para cocinar y el chocolate negro contienen los niveles más altos, mientras que el chocolate con leche y el chocolate blanco tienen los más bajos.

Si tu perro consume una pequeña cantidad de chocolate, probablemente sólo le produzca un malestar estomacal. Podría vomitar o tener diarrea. Sin embargo, cantidades mayores tendrán efectos más graves.

En cantidades suficientes, la teobromina puede producir temblores musculares, convulsiones, un latido cardíaco irregular, hemorragias internas o un ataque al corazón.

Medidas útiles

No te preocupes si tu cuadrúpedo se ha comido una chocolatina o se ha zampado cinco gramos de una tableta de chocolate, ya que esto no aporta una dosis de teobromina lo suficientemente alta como para hacerle daño.

Sin embargo, si un animalito de raza pequeña que se ha comido una caja de bombones debe recibir inmediatamente atención veterinaria.

Y si se trata de chocolate negro o amargo, en cualquier cantidad, es mejor pecar de cauteloso. El alto nivel de teobromina que tiene el chocolate negro hace que se necesite sólo una pequeña cantidad para que el animal se envenene: tan sólo 25 gramos pueden ser suficientes para envenenar a una mascota de 20 kilos.

Síntomas y tratamiento

La fase inicial del envenenamiento por teobromina normalmente se manifiesta con una hiperactividad severa. El tratamiento habitual para contrarrestarlo  consiste en inducir el vómito en el plazo de dos horas tras la ingesta.

Así que si estás preocupado porque tu mejor amigo comió una gran cantidad de chocolate, llévalo de inmediato con  su veterinario. El tiempo es de vital importancia.

(Por Pedro C. Baca)