miércoles , junio 26 2019

Te puede interesar

Lo que debes saber del herpes en labios

Beneficios del deporte en tu cerebro

10 snacks saludables para mejorar tu rutina diaria

¿ Qué hacer en el momento de una crisis convulsiva?

El estigma hacia niños con epilepsia por parte de su familia y compañeros de escuela persiste de que están “poseídos” o son anormales,  causa rezago en el diagnóstico y acceso a tratamientos con los que pueden integrarse a la sociedad, informan los voceros del Buró Internacional de Epilepsia y la Liga Internacional de la Epilepsia.

Foto: PXHERE

Según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este trastorno neurológico crónico aqueja a 50 millones de personas en el mundo, de las cuales 2 millones son mexicanos. Cerca del 80% de los pacientes con epilepsia viven en países de ingresos bajos y medianos no reciben el tratamiento que necesitan y las  personas responden al fármaco en aproximadamente un 70% de los casos.

En la antigua Babilonia en el libro, el Sakikku, se hallan descritas las crisis que hoy conocemos de la epilepsia rodeada de temores, desconocimiento, discriminación y estigmatización social durante siglos, que persiste hoy en muchos países e influye en la calidad de vida de los pacientes y sus familias debidas a descargas eléctricas excesivas de células cerebrales que pueden producirse en diferentes partes del cerebro.

Si, un amigo o familiar sufre una  crisis convulsiva, ¿ qué debes hacer?

  1.  Mantener la calma.
  2. No traslades a otro sitio a la persona. Retira objetos cercanos que le puedan causar una lesión.
  3. Gira a la persona y colócalo de costado.
  4. Apoya su cabeza sobre un objeto suave.
  5. Afloja la ropa del cuello.
  6. No interfieras con sus movimientos.
  7. No coloques ningún objeto en su boca.
  8. No apliques masaje cardíaco, ni respiración boca a boca.
  9. Ayuda a que vuelva a orientarse cuando recupere la conciencia.
  10. Brinda afecto y tranquilidad.
  11. En caso de presentar una crisis convulsiva mayor de cinco minutos llama de inmediato a una ambulancia.

Fuente: Grupo Neolpharma y Psicofarma.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu