Te puede interesar

AMLO pide a congreso de EU ratifificar el T-MEC

Mujeres astronautas hacen por primera vez caminata espacial juntas

Drag: el arte de transformarte en alguien más

Beber vino antes de dormir, podría ayudarte a perder peso

Si has leído noticias que hablan sobre los beneficios de beber vino antes de dormir como el nuevo secreto para perder peso, tienes que leer esto. No nos gusta ser portadoras de malas noticias, pero por increíble que parezca, dos vasos de vino tinto antes de ir a la cama no van a quitarte esos quilitos de más.

Esto es lo que debes saber:

Un estudio publicado en 2016 descubrió que un componente en el vino tinto puede convertir “grasa mala” en “grasa buena”, pero incluso los autores dijeron que eso no significa que beber vino evitará que aumentes de peso.

Investigadores de la Universidad Estatal de Washington descubrieron que cuando se alimentaba a los ratones con una dieta alta en grasas, a los que también se les administraba resveratrol, un compuesto antioxidante en el vino, ganaban aproximadamente un 40 por ciento menos de peso.

Los científicos determinaron que el resveratrol aumenta la expresión de los genes que ayudan a convertir la grasa blanca regular en grasa amarillenta que quema lípidos. Si ocurre suficiente conversión, puede prevenir parcialmente la obesidad, explica uno de los autores del estudio, Min Du, profesor de ciencias animales.

El resveratrol es uno de un grupo de antioxidantes llamados polifenoles que se encuentran en la fruta y puede aumentar la proporción de grasa amarillenta a blanca. Si deseas aumentar tu consumo de polifenoles, es mejor que comas más fruta que beber más vino.

“Muchos de los polifenoles beneficiosos son insolubles y se filtran durante el proceso de producción del vino”, dice Du en un artículo publicado por la universidad. El vino por lo tanto, solo contiene una fracción del resveratrol y otros compuestos fenólicos que se encuentran en las uvas.

Los investigadores dieron a los roedores dosis puras de resveratrol aproximadamente equivalentes a lo que un humano podría obtener al comer aproximadamente 12 onzas de fruta por día. Du dice que la mejor opción es aumentar tu consumo total de polifeno al comer al menos dos o tres porciones al día de arándanos, fresas, frambuesas, uvas, manzanas y otras frutas coloridas.