Te puede interesar

Cómo nos defendemos de la delincuencia

Religión 2.0 :Tecnología al servicio de Dios

Trastorno bipolar: vivir en los extremos anímicos

Los estados más seguros

Ante el aumento de los índices de inseguridad en el país nos dimos a la tarea de buscar las entidades con una mayor certeza de paz, seguridad, y calidad de vida. Estos son los estados más seguros que encontramos, de acuerdo con las estadísticas.

Hace cuatro años, Israel Garduño de 39 años habitaba en la Ciudad de México, en un departamento de una unidad habitacional en la Delegación Iztapalapa. Vivía con su mamá y su hermano, quien padece una deficiencia física y mental. En 2013, ante la delincuencia y la peligrosidad de la zona, así como por su deseo de encontrar una mejor calidad de vida para su familia, tomó la decisión de mudarse a Yucatán. Hoy reconoce que ha sido la mejor idea de su vida.

Casos como el de Israel no son únicos: motivos para mudarse de las ciudades más peligrosas abundan, si se toman en cuenta los altos índices de delincuencia, y el aumento de la impunidad de que gozan los malhechores.

Las ciudades mexicanas han dejado de ser seguras, incluyentes y sostenibles, muchas de ellas ya no brindan a sus habitantes una vida pacífica, traslados seguros y buen entorno público. Según los expertos consultados por Contenido, la inseguridad y el temor a ser víctima de un delito dominan el imaginario de los habitantes de las urbes. Tampoco ayuda un dato ofrecido por el instituto que nos provee de información estadística, el Inegi, que asegura que 88% de los ciudadanos en el territorio nacional considera que la corrupción es frecuente o muy frecuente en sus estados.

Ante este panorama nos dimos a la tarea de buscar los sitios más seguros del país y qué hace que los demás no lo sean. Entrevistamos a los encargados de organizaciones y observatorios ciudadanos para encontrar lugares dónde vivir en paz, seguros y sin violencia.

¿Qué debe tomarse en cuenta para encontrar un sitio así?

Entre otros, se deben buscar aquellos que ofrezcan oportunidad para emprender negocios, buen rendimiento de las autoridades, nivel turístico, grado de satisfacción con los servicios públicos y la percepción de sus habitantes.

 

Entender la violencia

El Programa de Seguridad México Evalúa se enfoca en la valoración y el monitoreo de la operación gubernamental a todos los niveles para elevar la calidad de sus resultados, con el fin de apoyar los procesos de mejoramiento de las políticas públicas mediante la revisión de evidencias y la formulación de recomendaciones. Los investigadores, académicos y expertos externos tienen una metodología a partir de 59 zonas metropolitanas y con apoyo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, órgano de la Secretaría de Gobernación, colaboran para realizar estudios imparciales, independientes, apartidistas, y sirven para transparentar, evaluar y comparar acciones de gobierno.

“No toda la violencia del país es igual, depende de factores históricos como el papel que juegan las instituciones a la hora de impartir justicia, la impunidad, así como un departamento de policía débil, de bajo desarrollo urbano en cada ciudad y de la geografía, lo que determina qué tan aislada se encuentra una entidad en la participación de los delitos”, dice a Contenido Jonathan Furszyfer, coordinador de México Evalúa.

Así, de acuerdo con las referencias, se puede analizar de lo general a lo particular: hay zonas donde se presenta mayor registro de delitos y otras donde baja el nivel de infracciones. Por ejemplo, en Yucatán y Aguascalientes las cifras de homicidios cometidos son menores a 3% por cada 100,000 habitantes, señala el entrevistado.

Por otro lado, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2016, generada por el Subsistema Nacional de Información de Gobierno, Seguridad Pública e Impartición de Justicia (Snigspij) y coordinada por el Inegi, en gran parte de las ciudades del país predomina la violencia. Destacan tristemente estados como Zacatecas, Tabasco, Estado de México, Tamaulipas, Veracruz, Guerrero, Ciudad de México y Morelos debido a sus altos niveles de inseguridad.

La encuesta arroja resultados de acuerdo con categorías que dimensionan los índices de delitos. Entre ellas, homicidios, robo a vehículos, extorsiones, violaciones, secuestro, robo a casa habitación, robo a negocio y lesiones, por mencionar algunos de los que más se cometen y de los que parten estas encuestas.

La Envipe de 2016 estima que 72.4% de la población de 18 años y más considera que vivir en su entidad federativa es inseguro a consecuencia de la delincuencia, cifra equivalente a la registrada en 2013 y 2015. Sin embargo, la sensación de inseguridad en los ámbitos más próximos a las personas se ha incrementado, pasando a 65.1% de la población de 18 años y más que se siente insegura en su municipio o delegación, y 45.4% que percibe lo mismo en su colonia o localidad.

Sin embargo, se debe considerar que en el periodo de 2015 sólo se denunció 10.5% del total de los delitos cometidos, y de eso el Ministerio Público inició averiguación previa o carpeta de investigación únicamente en 59.6% de los casos. En otras palabras, para 93.7% de delitos no hubo denuncia o no se inició averiguación previa.

Sabemos las razones por las que la población no denuncia los delitos: predomina la pérdida de tiempo (33%) y la desconfianza en las autoridades (16.6%). Dentro de estas causas de desconfianza se encuentran también el miedo a las extorsiones, trámites largos y complejos, actitud hostil de la autoridad, miedo al agresor y falta de pruebas.

México se encuentra en una escala de grises. Algunas ciudades resultan más aptas para disfrutar de una mayor calidad de vida que otras, esta es parte de la conclusión que arroja la Envipe. Esto también implica, de acuerdo con Jonathan Furszyfer, que no todo el país vive con violencia y previene también para “diferenciar entre victimización y percepción de la violencia al momento de calificar a los estados en las encuestas, de ello depende una excelente o pésima calificación”.

 

Estados seguros

Según la Envipe 2016, la menor percepción de inseguridad pública se registra en Yucatán, Baja California Sur y Aguascalientes respecto a su situación actual.

 

Entidad Percepción de porcentaje de inseguridad
Yucatán 31.5%
Aguascalientes 42.5%
Baja California Sur 44.2%
Nayarit 48.5%
Sonora 51.3%
Campeche 54.4%
Tlaxcala 55.1%
Coahuila 55.9%
Hidalgo 56.6%
Baja California 56.8%

 

Otro registro que ofrece información de los estados en los que menos delitos ocurren (o se denuncian) y que cuentan con mayor tasa de no violencia es el Índice de Paz México (IPM) 2017, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP). Según este indicador Yucatán es el estado más pacífico de México, seguido de Nayarit, Tlaxcala, Hidalgo y Coahuila. Guerrero se mantiene como el estado menos pacífico por cuarto año consecutivo, seguido de Colima, Sinaloa, Baja California Sur y Baja California.

La encuesta toma en cuenta siete factores para hacer la clasificación: buen funcionamiento del gobierno, entorno empresarial firme, bajos niveles de corrupción, buenas relaciones con los vecinos, libre flujo de información, distribución equitativa de recursos y aceptación de los derechos de otros.

 

Clasificación Entidad Calificación
1 Yucatán 1.239
2 Nayarit 1.384
3 Tlaxcala 1.403
4 Hidalgo 1.445
5 Coahuila 1.515
6 Chiapas 1.574
7 Campeche 1.607
8 Querétaro 1.632
9 Quintana Roo 1.724
10 Veracruz 1.750

*IPM

 

 

Civiles en acción

La información es clave para romper el círculo vicioso de la corrupción e impunidad que suelen patrocinar a la delincuencia y criminalidad en nuestras comunidades. En este sentido hay instituciones civiles que optan por proveer de datos a la sociedad y las autoridades para exhibir las carencias y exponer las posibles vías de solución.

Es necesario “hacer cumplir la ley y para ello se deben determinar las causas, no las consecuencias, y así generar información estadística para entender el porqué de la inseguridad que se vive actualmente”, sentencia Ricardo Corona, director jurídico del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). La falta de confianza en las autoridades (policías, Ministerios Públicos, fiscalías, procuradurías, etc.) suele ser una de las causas con base a la percepción de inseguridad y es el eslabón más débil dentro de cada entidad, señala.

El análisis que está realizando el Instituto en cada entidad, llamado Nueve años de ocurrencias en Justicia Penal: Evidencias para entender la crisis de impunidad, busca infomación de las causas que generan el problema de la inseguridad para documentarlo con certeza.

“Para poder cerrar la brecha es necesario contar con estímulos –dice Corona–, porque por ejemplo, tenemos evidencia que en un estado el país [Morelos] los servidores públicos muestran que la principal causa de la falta de atención en el sistema radica en los salarios bajos, el poco personal con el que cuentan las autoridades y la falta de especialización por áreas”.

Por otro lado, el Semáforo Delictivo es un proyecto social que se nutre de denuncias ciudadanas y pretende promover el buen gobierno mediante la presión organizada e informada de la gente. Realiza comparativos nacionales y encuestas en línea. Además tiene una base de datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, lo que ayuda a obtener una media histórica y la tasa nacional de los delitos que se comenten.

Santiago Roel, director y fundador de Semáforo Delictivo, opina que “los delitos cometidos son un problema social y que van de la mano con el crimen organizado, colusión y corrupción. Haciendo uso de las herramientas interactivas podremos encaminar a México hacía un país de paz y tranquilidad. Replantear las estrategias que tienen impacto nacional y regular la información para que el Estado tome el control del mercado de las drogas”.

La tecnología se ha sumado a este proyecto y ya cuenta con aplicaciones interactivas que ayudan a medir los índices de delincuencia. Mes a mes se actualiza la información, se puede revisar el Semáforo Delictivo vía Facebook o directo en la página web (www.semaforo.mx). También se puede compartir la información entre contactos con el fin de presionar a las autoridades a mejorar los resultados.

La aplicación también permite ver la información de índices delictivos, números de emergencia y enviar y recibir alertas de otros ciudadanos (no todas las alertas significan peligro). Asimismo canaliza al Ministerio Público para realizar la denuncia ciudadana. Semáforo de Gobierno es otra aplicación que permite evaluar a los servidores públicos del gobierno federal, estatal o municipal, diseñada para fomentar la seguridad del país en el tema del buen gobierno y busca incidir sobre los índices de seguridad y paz en nuestra nación.

La información es clave para romper las inercias. Desde el punto de vista del IMCO la impunidad, el incumplimiento, un sistema de justicia débil y la inseguridad son algunas de las causas que se encuentran en constante movimiento, y la columna vertebral para cambiar el rumbo es dar seguimiento a expedientes para lograr un mejor enfoque, ya que no hay contundencia en los delitos cometidos, no existen argumentos para dictar sentencias, existen miles de expedientes congelados sin datos cuantitativos y hay mucha improvisación de políticas públicas.

Persiste una desconexión entre autoridad y ciudadanía, por ello es importante analizar opciones como la reunificación de las policías para lograr un enfoque sistémico y un panorama general del país. También es necesario mejorar las capacidades de los servidores públicos como pilar de las causas que evitan en menor cantidad la debilidad de los recursos humanos, asegura el IMCO.

Es claro que no sólo las instancias gubernamentales son las responsables de brindar seguridad y protección. Los ciudadanos deben colaborar con sus denuncias, por menor que sea un delito. Romper el silencio sí es una opción, hacer valer los derechos puede contribuir a poner un alto a la delincuencia e inseguridad en el país.

 

 

 

10 estados seguros

 

Entidad Percepción de inseguridad

2016

(%)

Defunciones por homicidios 2015

(%)

Delito por portación de arma 2015

(%)

Delitos de extorsión 2015

(%)

Nivel de confianza en la policía Preventiva o Municipal (%)
Yucatán 31.5 3 23.2 4,977 70.5
Aguascalientes 42.5 3 23.9 5,467 55.2
Baja California Sur 44.2 23 25.9 4,610 56.7
Nayarit 48.5 11 19.2 5,604 65.8
Sonora 51.3 20 31.3 3,894 53.2
Campeche 54.4 7 26.7 4,027 61.0
Tlaxcala 55.1 6 24.5 10,636 51.6
Coahuila 55.9 10 31.8 4,859 54.6
Hidalgo 56.6 8 25.6 5,765 62.8
Baja California 56.8 24 30.2 7,913 45.7

Fuente: ENVIPE 2016

 

 

 

Los 10 más seguros de Semáforo Delictivo

 

Entidad Semáforo delictivo
  Homicidio

(%)

Ejecuciones (%) Secuestro Extorsión Robo de auto
Chiapas 2.6 16 0.1 0.7 13
Puebla 3.0 31 0.1 0.4 36
Yucatán 0.9 100 0.7
Campeche 2.5 0 0.2 0.9 5
CDMX 2.7 14 0.1 1.4 32
Durango 3.0 43 1.0 22
Hidalgo 2.3 47 0.1 0.7
Jalisco 3.7 40 2.0 34
Querétaro 1.9 25 0.1 0.2 67
Tlaxcala 2.2 60 0.2 0.1 36

Fuente: Semáforo Delictivo

 

 

 

¿Qué puedo hacer para combatir la situación de violencia en mi estado?

 

Aceptación Las autoridades deben aceptar el problema y no minimizarlo para evitar que incrementen los índices de delitos.
Compartir Ciudadanos y comunidades en estados, municipios, delegaciones y colonias deben compartir información y denunciar para poner alerta a las autoridades.
Reuniones Analizar e informar qué delitos son los más comunes y de los que adolece cada estado o municipio. Realizar juntas públicas para saber qué está funcionando y proponer nuevas estrategias para exigir mejores resultados.
Prevención Prevenir y anticipar el problema con el fin de evitar delitos, víctimas y generar cero violencia.
Enfoque NO policiaco No todo el peso radica en la ley, es decir, la seguridad es integral y las diferentes instancias de gobierno deben contribuir al mejoramiento de los índices delictivos.

FUENTE: Semáforo Delictivo

 

 

 

 

Qué hacer para tener más seguridad

 

Premisas Características
Mejora En las condiciones de operación del sistema de Procuración de Justicia:

1.- Policías: Implementar Sistema de cuadrantes.

2.- Defensores públicos: Mayor número de defensores y distribuir la plantilla con base en la incidencia delictiva.

3.- Peritos: Mayor número, distribuir plantilla con base en la incidencia delictiva y garantizar condiciones de autonomía.

4.-Ministerios Públicos: Mayor número de agentes y atención de rezagos.

Crea Creación de un Comité de Auditoría y Seguimiento cuya función sea dar seguimiento a la calidad y la impartición de justicia en el estado.
Propone Creación de una Unidad Especializada en Investigación del Delito de Robo y Homicidio en donde se tramiten las denuncias que permitan integrar expedientes criminales que reflejen una verdadera calidad en la impartición de justicia penal.

Fuente: IMCO

 

 

(Diana Sarmiento)