Te puede interesar

Felicidad a la mexicana: ¿Realidad o ficción?

Tienes diabetes…esta información es para ti

¿Cómo reacciona la IA ante los trucos de magia?

A una semana del sismo

El 19 de septiembre de 2017, dos horas después del ‘Simulacro CDMX 2017’, un sismo de magnitud 7,1 sacudió a  la Ciudad de México, Puebla, Morelos, Estado de México y Guerrero.

Simulacro CDMX 19 de septiembre de 2017
Foto. Alejandrina Aguirre

Ese martes la Ciudad de México pasó del homenaje a la tragedia. Las autoridades de la Secretaría de Protección Civil de la Ciudad de México convocaron al ‘Simulacro CDMX 2017’ pensado con el fin de conmemorar a las víctimas del sismo del 19 de septiembre de 1985, sin embargo, lo que los organizadores y asistentes al evento no se imaginaron fue que este simulacro, dos horas después, se convertiría en un hecho real y una catástrofe.

Simulacro CDMX 2017
Foto: Alejandrina Aguirre

De acuerdo con las autoridades, el programa se pensó sobre la hipótesis de un sismo de magnitud 8.0, a 28 kilómetros al suroeste de Guerrero. Así, el Sistema de Alerta Sísmica (SAS) activó las alertas a las 11 hrs. Una vez que sonaron las alarmas, los ciudadanos salieron de sus casas y trabajos con el fin de realizar el proceso de evacuación para salvaguardar sus vidas. Sin embargo, dos horas más tarde, un sismo de magnitud 7,1 sacudió a la Ciudad de México, Puebla, Morelos, Estado de México y Guerrero. Según el Servicio Sismológico Nacional, el movimiento telúrico ocurrido a las 13:14 hrs. se localizó 12 kilómetros al sureste de Axochiapán, en el estado de Morelos.

Este sismo también ocurrió dos semanas después del terremoto que azotó a México el pasado 7 de septiembre, el cual registró una magnitud de 8,2 en la escala de Richter que destruyó poblaciones de Oaxaca,  Chiapas y Tabasco.

Foto: Alejandrina Aguirre
Foto: Alejandrina Aguirre
Foto. Alejandrina Aguirre
Foto. Alejandrina Aguirre
Foto. Alejandrina Aguirre
Foto: Alejandrina Aguirre
Foro: Google
Foro: César Aguirre Arvizu
Foto: Google
Foro: Google
Foto: Google

Foto: César Aguirre Arvizu
Foto: Google

Por Alejandrina Aguirre Arvizu