domingo , diciembre 15 2019

Te puede interesar

De un día para otro: playa amanece con toneladas de botellas plásticas

En febrero 2020 ocurrirá el Brexit; Boris Johnson obtuvo la victoria

Que no se te pase: anuncian megacorte de agua en Edomex

Mujer china se hizo cirugía para evitar deuda millonaria

Tiene 59 años y ahora luce de 30. La policía china detuvo a Zhu Najuan, de 59 años, tras haberse sometido a una cirugía para transformar su rostro y, de esta manera evadir una deuda de 3 millones 71 mil dólares (más de 55 millones de pesos).

China tiene un problema de deuda. O mejor dicho, los ciudadanos chinos están ahogándose en deudas después de que el país abriera la puerta a préstamos personales en 2014. Ahora la gente está pidiendo tanto dinero prestado de manera imprudente que al menos una mujer cambió su rostro con cirugía plástica para evitar pagar una deuda de $ 3,7 millones. Casi funcionó.

“Nos sorprendió mucho, ya que parecía tener unos treinta años y era diferente a las fotos que teníamos”, apuntó uno de los agentes.

Luego de que un tribunal la condenara a pagar toda esa cantidad, desapareció. Cuando la encontraron ya lucía totalmente diferente y usaba identificaciones de otras personas.

No está claro qué pasará con Zhu ahora. Presumiblemente se enfrentará a la justicia por sus delitos, que parecen incluir cosas muy malas como fraude y robo de identidad, además de la infracción original de no pagar una deuda muy grande. Pero lo preocupante de la historia es que cada vez sea más común que los ciudadanos chinos enterrados en deuda hagan cosas absurdamente drásticas para intentar liberarse.

El año pasado, la prensa local informó sobre un padre de 33 años de Wenzhou que tenía una deuda de casi 450.000 dólares. Después de que tres de sus acreedores le dieran una tunda, el deudor secuestró a su hijo de dos años y lo vendió al primero que encontró en una sala de chat online. ¿Cuánto valía la vida de este joven ser humano? Según el hombre desesperado: $6500. El niño vivió con el desconocido durante una semana antes de que su padre fuera arrestado en un cibercafé.