¿Podrían las inyecciones de testosterona resolver el conflicto de algunos hombres?

¿Podrían las inyecciones de testosterona resolver el conflicto de algunos hombres?

Para algunos varones con problemas de tamaño de su pene, un novedoso tratamiento podría darles un horizonte de esperanza. Pero los especialistas advierten que no es aplicable en todos los casos y se requiere de un diagnóstico profundo.

Un hombre de 34 años fue tratado por hipogonadismo, que provoca una escasez de hormonas y un desarrollo incompleto del pene. El de este paciente alcanzaba apenas el tamaño del pene de un niño de 12 años. Pero al tratarlo con inyecciones de testosterona, su cuerpo comenzó a cambiar y el tamaño de su pene también.

La solución para el hipogonadismo

El paciente tenía varios síntomas típicos del hipogonadismo, tales como la falta de pelo, testículos con un tamaño mucho menor a lo normal y un pene de tan sólo cinco centímetros al estar erecto.

De igual modo, sus niveles de testosterona eran mucho menores a lo normal en un hombre de su edad: de 55.99 nanogramos por decilitro (ng/dL) en comparación con una media de 270-1070 ng/gL. Para corregir este problema, los expertos le administraron inyecciones de testosterona durante nueve meses.

Cuando el tratamiento ya estaba por finalizar, encontraron que el tamaño de su pene había aumentado el doble, alcanzando un tamaño de 9.5 centímetros de largo. Además, sus testículos también incrementaron el tamaño.

Los doctores están convencidos de que hay muchos casos más que no están siendo tratados, por la vergüenza que esta condición implica para muchos hombres. Pero este tratamiento es sin duda una nueva esperanza para muchos hombres, que más allá de la estética del pene, podrían eventualmente alcanzar los niveles normales de testosterona.

Preocupación frecuente

Curiosamente, la medida del pene es una cuestión que preocupa a muchos hombres. Sobre todo, la idea de agrandar el pene suele ser bastante atractiva para muchos hombres que creen que el tamaño del pene es sumamente importante para la vida.

La testosterona es la principal hormona sexual masculina. Se trata de una hormona esteroidea que pertenece al grupo de los andrógenos y es producida por todos los mamíferos, aves, reptiles y otros vertebrados.

En el humano, y en el resto de los mamíferos, la hormona es producida principalmente en los órganos reproductores, testículos y ovarios. En los hombres, la testosterona es importante para el desarrollo de los tejidos reproductivos y los caracteres sexuales secundarios.

En algunos casos puede ser administrada para tratar algún tipo de condición o de enfermedad, tanto en mujeres como en hombres, como el hipogonadismo y algunos tipos de cáncer.