viernes , noviembre 15 2019

Te puede interesar

#ÚltimaHora Falleció Jorge Vergara

Cada vez menos catalanes buscan su independencia, revela encuesta

La Asociación Mundial de Ligas de Futbol crea un comité contra el racismo

La vaquita marina está a punto de desaparecer

Las vaquitas marinas están en peligro de extinción hace varios años. Pero el mundo entero está a punto de presenciar la desaparición de este mamífero marino. Quedan tan solo 10 vaquitas marinas -como mucho- y los científicos están realmente preocupados por la situación. Incluso, algunos especialistas son menos optimistas: solo dos o tres vaquitas marinas hay en todo el mundo.

Este mamífero marino suele encontrarse en las aguas de México y Estados Unidos. Por este motivo, científicos de ambos países se juntaron para encontrar una solución y salvar, finalmente, a las vaquitas marinas, publica el sitio Vix.

Si bien anunciaron que todos los esfuerzos anteriores habían fracasado, también explicaron que existe una última solución para intentar salvarlas. ¿Cuál es?

El Cautiverio

La única esperanza para salvar a las vaquitas marinas -también conocidas como Phocoena sinus- implica capturar a los animales que todavía están vivos y llevarlos a cautiverio. Pero no es tan fácil… encontrar en aguas tan grandes tan solo 10 animales, o menos, resulta muy difícil.

Desde México, Enrique Peña Nieto ha demostrado su interés por salvar esta especie: «Si solo hay una vaquita, haremos todo lo posible para salvarla a ella».

El plan de rescate puede salir 4 millones de dólares. Cuando los animales sean encontrados, serán transportados a un santuario de San Felipe en México. No obstante el esfuerzo puede ser en vano: nunca nadie ha capturado y cuidado una vaquita marina, por lo que los científicos tienen miedo a su reacción.Pero no hay otra opción: si no se hace algo, las vaquitas marinas desaparecerán. Y, quizá, con este proyecto se logre lo imposible: salvar y reproducir a esta especie marina.

«Nos gustaría comenzar un programa de cría en cautividad para poder regular los números y devolver las vaquitas marinas a su hábitat natural pero no lo podemos hacer hasta eliminar los problemas que causaron su extinción», explicó una de las científicas encargadas del proyecto.